Faraway love. — Siddartha ID

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Faraway love. — Siddartha ID

Mensaje por Siddartha I. Dougherty el Miér Nov 02, 2016 4:46 pm



Siddartha Indraneel

I'll protect the future of those sweet little girls

H: Demonio y Elemental
26 años ap.
Comerciante
Hombre
Pansexual
Euen

HISTORIA
¿Como reaccionaria un joven que creyó ser normal durante sus primeros 11 años de vida, al descubrir que es en realidad completamente distinto a los demás? Para Sidd fue algo que le marcó la vida; lo cambió por completo.

Aun recuerda aquella noche, cuando en un frío invierno cayó inconsciente en medio de la calle. Estaba débil, cansado, hambriento. Por mucho que había comido y comido su hambre no se había saciado en lo más mínimo, era como estar muriendo en ayuno, como si no hubiera probado bocado en años. Se sentía al borde del colapso y sinceramente, no tenía idea del porqué. Probablemente ese fue el día en que su parte demoníaca despertó.

No sabe que pasó, ni como lo encontró, sólo que despertó en una habitación oscura, desnudo, cubierto únicamente por unas sábanas suaves y un cálido sentimiento de comodidad. A su lado una mujer cuya desnudez parecía desprender luz propia y que, a pesar de todo, lucía decrépita y cansada; triste, abatida. En sus labios descansaba un cigarro y  su mirada estaba fija en un punto de la pared, perdida en un mar de recuerdos, probablemente. Sidd recuerda aquella escena con claridad, fue probablemente amor a primera vista. Él, en sus tiernos once años y ella, quien quizás rebasaba los treinta, en apariencia; nunca le preguntó su edad real. La mujer, al notar que había despertado sonrió de forma cansada y acarició sus mejillas con aquellas gélidas manos "¿Te sientes mejor, joven?" preguntó, con aquella voz, dulce y seductora.
Palabra a palabra le explicó lo ocurrido, con delicadeza y a su vez, con un crudo deje de amargura. Le dijo lo que era, lo que le esperaba y finalmente, le dijo que a cada paso que se acercara a la madurez, peor se volvería aquel hambre que ese mismo día lo había dejado inconsciente.

No fueron una, ni dos, ni tres las veces que se encontraron. Llegó un momento en el que simplemente dejó de contar. La amó cada vez, en cada ocasión y ella le correspondió siempre con aquel deje ácido y desgastado. Los encuentros se hicieron más frecuentes con el paso de los años hasta que, un dia, finalmente sucedió.

Te amo. Dijo él. Ella sonrió, casi con dolor, cruel.

¿Amar? Tu no puedes amar, Indra. Dijo ella, mientras nuevamente, aquellas manos gélidas se posaban en sus mejillas. ¿Dime, como me veo? Preguntó.

Preciosa. Respondió él, premiendo los labios. Y cansada... Añadió.

Exacto, cansada. Respondió ella. Porque eso es lo que haces, Indra. Vives de la energía vital de otros. Sus manos lo acariciaron con devoción.

No puedes acostarte constantemente con una persona, porque entonces terminarías por matarla. Por otro lado, tampoco puedes no hacerlo tan a menudo, porque entonces morirías tu. Necesitas estar constantemente con distintas personas, ese es tu destino. Indra, mi amado Indra. Tu amor mata, tu dedicación consume y vuelve a una adicta. Indra, mi bello Indra. No me importa morir por ti, pero... ¿Que harás la proxima vez que encuentres a alguien a quien amar?

Oh, Indra, dime, mi amor ¿Que harás, cuando la historia se repita?

Y asi, como estaba escrito que acabaría sucediendo, ella murió. Fueron años en una relación toxica, en la cual ella ni siquiera llegó a darle un nombre. Siempre evadía sus preguntas. Si ahora se ponía a pensar en ello, no sabía nada de aquella mujer. Ni su pasado, ni su procedencia, su familia, sus amigos; nada. Sólo que, desde un inicio, nunca tuvo buena salud. Le dijo que cuando lo conoció, decidió que dedicaría sus últimos años de vida en él, porque así lo quería. Y tal y como había deseado, murió en sus brazos, sonriendo "Fui feliz de conocerte", fue lo último que pronunció.
Se preguntó, sólo entonces, si él era la única persona a la que tenía. Si no había nadie más que le dijera lo hermosa que era, lo mucho que la quería. Si no había más gente en su vida aparte de su persona. Si nadie más la abrazaba y le daba amor, si, quizás, cada vez que él se iba, ella quedaba sola, sólo hasta que él volvía a su lado. Eran tantas las preguntas que le asaltaron, cuya única conocedora de las respuestas estaba ahora sin vida, que su corazón se encogió, sumido en un sentimiento tan confuso que no supo más que llamarlo "culpa".

Y asi los años pasaron y lo que pensó que sería su monótona vida durante el resto de sus días, cambió por completo. Se había acostumbrado a la rutina de ir de mujer en mujer, sin lazo, sin sementinos más allá de la diversión y el afecto efímero tras una noche. Y sin embargo, como un dejá vu, encontró aquellas jóvenes cubiertas en nieve, heladas, al borde de la perdición. Pudo verse a si mismo en ellas, siendo distinto, bajo miradas de desprecio, sin ayuda de nadie y se dijo ¿Porque no ser para ellas lo que ella fue para mi? Sin embargo, nunca lo imaginó de forma literal.


D. FÍSICA
► Cabello: Negro.
► Ojos: Dorados.
► Mide: 1'84cm
► Piel: Normal.

Sidd es un hombre atractivo, se apariencia joven. Posee un característico lunar en el extremo izquierdo del ojo que se encuentra en ese mismo lado. Ambos levemente rasgados, pestañas abundantes y rostro afilado, con una nariz recta y unos labios carnosos. Su cabello es corto, ligeramente rizado, teniendo algunas ondulaciones más obvias en su flequillo.

Tiene extremidades largas y estilizadas, especialmente las pierdas. Posee un cuerpo tonificado y bien musculado, aunque debido a que hace años que ya no entrena de forma tan exigente ha ido decayendo levemente, tirando a una musculatura decente, pero no exagerada. Tiene alguna que otra cicatriz en el dorso, pero aparte de la que cruza su lado derecho en forma diagonal, no hay otra que sea especialmente llamativa.

Le gusta vestirse de forma sencilla, pero elegante. Tiende a ser algo metrosexual, esperando verse siempre bien y preocupándose por su apariencia, quizás también por su parte demoníaca, quien sabe. En la calle se preocupa de ir siempre bien vestido, aunque en casa prefiere llevar prendas más cómodas y sencillas.

Imagens:




D. PSICOLÓGICA
Siddathra es un hombre gentil, amable, que se preocupa por los demás y su bienestar. Tiene una gran empatía y sería incapaz de dejar a nadie a su surte. Es ese tipo de persona que compra un bocadillo para comer, se encuentra un vagabundo y se lo da sin pensárselo dos veces.

Hubo una época en la que decidió que su vocación era ser guerrero, dedicándose a lo mismo durante años. Quería proteger a su gente, traer la paz y ayudar a otras persona, sin embargo, al momento de ir a luchar todo se torció. A pesar de que en Euen son defensivos, siempre hay ocasiones en las que se debe arremeter contra otra persona, siendo que sólo uno de los dos sobrevivirá. Indra, aún sabiendo que era en pos de defender a los habitantes de su clan, no quería matar a nadie. Temía hacerlo y no sentir remordimientos, porque en más de una ocasión se había demostrado que era más duro que sus compañeros, menos sensible en ese sentido. Tenía estómago. A pesar de encontrarlo horrible y simplemente injustificable, sería capaz de torturar a otro ser hasta la muerte.  Quizás tenga que ver con su parte demoníaca, pero le era especialmente fácil hacerlo, contrariamente a muchos otros que entrenaban con él. Sabía que aquello estaba mal, que arrebatar vidas era algo injustificado, que cada una es importante, asi que... ¿Porque le era tan fácil deshacerse de todas sus moralidades?
Durante esos años su personalidad se tornó más dura, severa, alejándose cada vez más del gentil Sidd que todos conocían, volviéndose incluso malhumorado y ligeramente violento. Algunos llegaron a temerle. Aprendió de la crueldad y dureza que suponía ser un guerrero. Poco a poco sentía como se iba perdiendo, como se consumía, quedando nada más que una enorme coraza de acero. Llegó un momento en el que decidió alejarse de todo ello, por temor a llegar a un punto en el que ya no pudiera dar marcha atrás. Fue entonces cuando decidió abandonar, teniendo suficiente dinero como para abrir su propio local; una cafetería.

Es por eso que muchas de las personas que conoce de su antiguo oficio lo respetan y admiran, mientras muchos otros simplemente sienten decepción por su abandono. Ahora prefiere llevar un estilo de vida ameno, sin altercados ni conflictos, lejos de cualquier tema bélico. Le gusta la paz y la tranquilidad, disfrutar de buenas compañías y conocier todo tipo de gente, olvidando en mayor medida aquellos tiempos. No obstante, debe decirse, aún hoy cuando se enfada puede llegar a mostrar alguna faceta de las que obtuvo en aquel entonces.

Es una persona sincera, que gusta de hablar con la verdad, sin embargo, eso no significa necesariamente que nunca mienta. Es un hombre compasivo y si en algún momento considera que debe decir mentiras piadosas, las dirá sin dudarlo. Se considera una persona sociable, quien no tiene problemas con relacionarse con cualquier tipo de sujetos, pudiendo mantener una relación amena con la mayoría. Ese ese tipo de hombre que atrae las miradas de las mujeres y el aprecio de sus semejantes, manteniendo un circulo social bastante estable.

No obstante, debe decirse que no es una persona cercana, de quien puedas decir que es "tu mejor amigo". Se mantiene al margen, usualmente distante. Sonríe y parece que sabes quien es, pero realmente, son escasas las veces en las que habla de su persona o se queja de sus problemas. Muy bueno escuchando, pero malo expresando sus propios sentimientos. Suele guardarse ese tipo de cosas para si mismo, prefiriendo tomar sus propias decisiones, sin depender de nadie.
A pesar de ello no es un mal amigo. Te ayudará y defenderá siempre que pueda y lo vea necesario, acudiendo a ti cuando lo necesites, ya sea para darte apoyo o escucharte. Estará allí en los buenos y en los malos momentos y por encima de todo, jamás se burlará de tus problemas o te menospreciará por lo digas o pienses. Es un hombre un la mente abierta, al fin y al cabo.

Romanticamente hablando, hace ya muchos años que no siente ese tipo de amor por nadie. Se cerró en banda, temiendo volver a caer en el amor por las palabras que le dijo aquella mujer, su amada. Sabía que aunque crueles eran ciertas y por lo mismo nunca intentó volver a enamorarse, alejándose tanto como pudo de esos sentimientos, negándolos con entusiasmo.


HABILIDADES, PODERES Y DEBILIDADES
Habilidades:

♎ Sabe manejarse con la lanza, espada y cualquier tipo de arma blanca, más sólo es experto en la primera. Además, debido a sus años de entrenamiento como guerrero posee conocimientos de lucha cuerpo a cuerpo.
♎ Debido a su su parte demoníaca (como incubo) es naturalmente atrayente para las personas, ya sean hombres o mujeres. La intensidad de la atracción depende de la compatibilidad con la otra parte.
♎  Aunque siempre se le ha dado la preparación de cafés, tés e infusiones, tuvo que aprender repostería, área en la que actualmente es especialmente bueno.
♎ Su parte de elemental (de luz) le permite iluminar partes de su cuerpo a voluntad, sin embargo, no es una habilidad que pueda usarse para dañar ni causar nada en otras personas.
♎ Tiene unos buenos sentidos y excelentes reflejos, además de una alta resistencia.

Debilidades:

♎ Debido a su escasa alimentación suele estar débil, eso se debe a que ciertas gemelas no le dejan ir a pasar la noche con ajenos.
♎ Una vieja lesión en su pierna izquierda hace que en ocasiones sea un poco torpe, haciendo que sus buenos reflejos e instintos se vean arruinados por su mala coordinación.
♎ A pesar de ser un demonio, los elementales oscuros son sus enemigos naturales.
♎ Podría decirse que su mayor debilidad es lo mucho que se niega a querer luchar. Siendo que de poder, hará lo que sea para no tener que confrontar a nadie.


EXTAS
✚ Nació el 20 de Octubre, lo que lo convierte en Libra.
✚ Mima mucho a las gemelas, ya sea comprándoles ropa, cumpliendo sus caprichos o dejándose hacer.
✚ No sabe ser severo con ellas, a pesar de que cuando ha debido regañarlas por algo, lo ha hecho.
✚ A pesar de que no lo reconocerá, este último año que ha pasado con ellas ha sido de los mejores de su vida.
✚ Durante los primeros años luego de despertar como demonio fue capaz de saciar su hambre sólo con la mujer a la que amaba, pero a medida que fue creciendo le fue incapaz tener suficiente con ella, llevándolo a acostarse con otras mujeres. Nunca se lo dijo, pero ella lo sabía.
✚ Su cafetería se encuentra en el centro de Euen, por lo que tiene bastantes clientes fieles. El negocio va bien.
✚ Su madre, aunque humilde, es una buena mujer. Nunca supo que el padre de Sidd era un demonio, razón por la cual no esperaba que su hijo lo fuera. Aún asi, lo aceptó en cuando él se lo confesó.
✚ Ha sufrido el rechazo de más de uno por su procedencia, del mismo modo que muchos otros lo han aceptado sin problemas. No todos en Euen son buenos, ni todos son malos.
✚ Quien le enseñó a preparar tés, infusiones y cafés fue aquella mujer.
✚ Su madre el enseñó a tocar el arpa, aunque nunca llegó a ser tan bueno como ella.
✚ Es alérgico a los gatos, pero le parecen criaturas hermosas.

“Es magia... cuanto más das, más tendrás. Amando también todos te amarán. ’’
Físico: Lancer
Procedencia: Fate/zero

Volver arriba Ir abajo

Re: Faraway love. — Siddartha ID

Mensaje por Lýkai el Lun Feb 20, 2017 12:12 pm

¡FICHA ACEPTADA!

¡Felicidades y bienvenido oficialmente a Partem Septem! ¿Podrá volver a caer en el amor aquel que juró no volver a hacerlo? ¡Puedes empezar a rolear!




My dear brother <3:

Love u too <3:

Ya saben, chicos(?):


¡Gracas, Calyare! ❤

Volver arriba Ir abajo

Re: Faraway love. — Siddartha ID

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.