Fast Rules
• Tienes 15 días para crear y terminar tu ficha. Después de eso, si no lo has hecho, corres peligro de que se haga limpieza y se borre tu cuenta.
• Con tu ficha aceptada puedes abrir un tema. ¡Queremos leerte!
•Sin color no puedes rolear en post ni en chatbox.
• Respeta para que te respeten.
Conexión
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Staff

Tori

WebMaster

Perfil - MP

Lýkai

Admin

Perfil - MP

Temas Importantes
Las Reglas Ambientación Mapas y Territorios Libro de Firmas Clanes y Razas Puestos de los Clanes Aliados y Enemigos Tramas Físicos Ocupados Modelo de la Ficha Restricciones de Poder Cerrar y Borrar Temas Recuperar Color Datos curiosos Temas LibresRoles de CB¡Afilianos!
Últimos Temas
Últimos temas
» En la muralla [Priv. Säure Regen]
por Johanna Jordan Vie Jul 21, 2017 10:14 pm

» Partem Septem [Taller Oficial]
por Raissa Embarr Jue Jul 20, 2017 10:38 pm

» Go to Roar they said, it would be easy they said... | Priv. Lidag
por Lidag Araslyi Jue Jul 20, 2017 6:21 pm

» Wild Flowers [Priv. Raissa Embarr]
por Raissa Embarr Miér Jul 19, 2017 6:23 pm

» Let me die here, slowly [Libre]
por Raissa Embarr Miér Jul 19, 2017 12:48 am

» [Trama Global] Säure Regen.
por Raissa Embarr Mar Jul 18, 2017 9:09 pm

» Solicitud de CAMBIO DE BOTÓN
por Invitado Dom Jul 16, 2017 9:50 pm

» Shieda Murata- El honor visto desde la oscuridad.
por Shieda Murata Jue Jul 13, 2017 3:19 pm

» Libro de firmas
por Shieda Murata Jue Jul 13, 2017 3:08 pm

» A different day —priv. Vagadus.
por Vagadus Vares Miér Jul 12, 2017 11:34 pm

Clima

Primavera

Nurén

La primavera es la única época del año en la que Crann Na Bett se llena de flores. Enormes flores más grandes que casas enteras. No hay ni una sola hoja en el árbol, y sin embargo sigue tan cubierto como siempre, por las flores. El aroma de las flores perfuma todo Nurén y los extremos de los clanes vecinos.
En esta época del año es en el que las Crann'ná maduran y finalmente están lista para que las nuevas niñas del clan nazcan.

Suele haber lluvias tres veces por semana. El clima suele estar entre los 20ºC y 26ºC toda la semana. No hace ni frío ni calor, la época es perfecta.

Euen

Euen también es una zona afortunada, llena de vida que le da una deliciosa frescura en esta época del año. Es la época de apareamiento de los Hototos.

Suele estar de 18ºC - 24ºC toda la semana, y llueve una vez a la semana. En extrañas ocasiones, dos veces por semana.

Karr

Karr es un lugar extremadamente árido y seco, sin un solo árbol o planta que les cubra, y después del intensísimo frío de invierno, viene nuevamente el desgarrador calor que les envuelve el resto del año. Además, esta es la época en la que caer la única lluvia del año, Säure Regen, una lluvia ácida temible.

Suele estar de 45ºC - 50ºC toda la semana, incluso cuando está lloviendo.

Roar

Roar es una zona extremadamente seca, las plantas no abundan ni un poco, y a pesar de tener un lago, este no ayuda demasiado ya que viven cerca de un volcán. Al extremo que da con Karr, cerca de la muralla, a veces llega un poco de lluvia ácida.

Suele estar de 40ºC - 45ºC toda la semana, y nunca llueve.

Artae

Por la primavera se han mudado a las montañas del este, montañas pegadas a sus dos clanes aliados, Euen y Torava. El clima es amable debido a la zona en la que se encuentran.

Suele estar de 20ºC a 28ºC toda la semana, no obstante, entre más arriba subas, más frío será, pudiendo llegar hasta los 15ºC. Suele llover una vez por semana, como mínimo.

Torava

En esta época la tierra aún mantiene la frescura del invierno, dándoles buenas temperaturas sin llegar a ser extenuantes.

Suele estar de 25ºC - 30ºC toda la semana. Normalmente llueve dos veces al mes.

Kugg

Es un territorio muy extremista, por lo cual la temperatura cambia muy rápido. Un día puede estar haciendo mucho calor y al siguiente bastante frío, y lloviendo.

La temperatura puede variar desde muy caliente a muy frío sin importar la época del año. Además, puede llegar a llover en cualquier momento.

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 55 el Mar Jul 18, 2017 9:32 pm.
Afiliados Normales · Click Aquí ·

Gente diferente [Priv. Agatha J. Crann na Bett]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Gente diferente [Priv. Agatha J. Crann na Bett]

Mensaje por Ekaterina Niurka el Sáb Dic 24, 2016 1:15 pm

off:
Agatha puede estar de paso por el pueblo, como veas :'3
Por cierto, ¡Al fin creo el rol! Siento si no es de mucha calidad ni muy largo. Ahora que estoy de vacaciones ya no tardaré. Y... ¡FELIZ NAVIDAD!  

Hacía calor. Como siempre, siempre hacía calor. Un calor pegajoso y desagradable. Cómo odiaba el calor. Era pegajoso y se me adhería a la piel. Pero en Karr siempre hacía calor y una terminaba por acostumbrarse. Yo, desesperada, había tomado la decisión de cortar mi vestido con un afilado trozo de botella rota, seguramente abandonada por algún borracho al anochecer. No había riesgo de que la temperatura bajara, y eso atraía a los clientes. Sabia decisión por mi parte, había terminado por salir indemne de mi pequeña operación manual salvo por unos pequeños cortes en las manos. Había vivido cosas peores. Ese día iba caminando sola, lo cual no es ninguna sorpresa, pues rara vez tenía compañía. No me gustaba malgastar esfuerzos en ir dando amistad a diestro y siniestro. Curioso, pues mi trabajo consistía en interactuar. Pero solo una vez, y luego ya no volvían a verme. Razón por la que cada vez cambiaba de sitio. No me gusta la gente que conozco.

El polvo que siempre cubría Karr me daba en ese momento en los ojos, haciéndome tener que cubrirme con la mano. Arrastraba arena con los pies, uno descalzo y otro no. Seguía sin saber cómo había podido perder esa bota, pues siempre prestaba atención a esos detalles, que podían hacerme pasar malos ratos. Seguramente me la hubieran robado, ¡cómo no! Pero me negaba a resignarme, haciendo uso de mi tozudez habitual. Aunque no pensaba ir preguntando por ahí y no me quedaban muchas más cosas que hacer. Me estaba acostumbrando a las magulladuras de mi pie derecho y consideraba que ya era totalmente indemne a las afiladas piedras que sobresalían normalmente del irregular suelo del pueblo. Como de costumbre no quería alzar la cabeza, ¿Para qué? ¿Para ver todas esas chozas medio derruídas y descubrir que nada había cambiado? Aborrecía ese lugar. Pero, si algo me gustaba, era que allí no hacían preguntas. No me gusta que me hagan preguntas. Extraño viniendo de alguien tan peligrosamente curioso.

No había mucha gente a mi alrededor, pues allí todos trabajaban para ganarse el pan. Yo trabajaba de noche, cosa que tenía sus ventajas y sus desventajas. Solo llegué a ver como un niño pequeño se escabullía en un callejón oscuro, y oí los gemidos de una vieja mendiga implorante. Allí nadie podría darle nada, pero tampoco la echarían a patadas. El resto de los habitantes, que no eran pocos, se hallaban en el tajo. Y yo, una de las excepciones, tampoco agradecía mi libertad. Mi bolsa estaba casi vacía, por lo que era conciente de que no podría pagarme la posada. Era mejor ahorrar para tiempos más difíciles. Siempre había tiempos más difíciles, que curiosamente coincidían – o no – con cuando el dinero escaseaba. Otra opción era, obviamente, pedir. Pero no pensaba hacer eso. Me parecía una manera fácil de perder la dignidad. Más fácil que mi oficio, claro.

Del final de la calle provenía el suave sonido de la música de un artista callejero. Eso me animó un poco, ya que no me desagradaba la música, no del todo. Agucé el oído, pero sirvió de poco. Decidí, pues, acercarme. La melodía provenía de un muchacho, poco más que un crío – de hecho, tendría mi edad – que tocaba las cuerdas de un deteriorado laúd. Buena salida, la de la música. Pero solo si tienes talento, y no era precisamente mi caso. A veces me sentía rematadamente inútil, y era una de esas veces. En esos momentos no era capaz de encontrar nada que se me diera bien,  ni siquiera algo para lo que sirviera. No servía de nada darle vueltas. No, no tenía muy alta la autoestima. Fruncí el ceño y seguí caminando, esta vez más rápido, para huir del ahora irritante sonido. Al detenerme oí unos pasos a mis pies. Aún acalorada, decidí no volverme. "¿Para qué?"
avatar
Ekaterina Niurka
Meretrices

Puesto : Meretriz
Localización : Aquí, ¡Ven a buscarme!
Mensajes : 89
Reputación : 1
Fecha de inscripción : 21/08/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Gente diferente [Priv. Agatha J. Crann na Bett]

Mensaje por Agatha J. Crann na Bett el Sáb Dic 24, 2016 9:40 pm

Cuanto tiempo llevaba lejos?, esa incognita venia a mi mente, no importa cuantas veces preguntara el tiempo, aunque este fuese corto para mi parecia una eternidad, desde el inicio de mi viaje habia jurado no entrar en tres territorios en especifico, pero tal vez si estos mismos territorios si tenian algo que ofrecer en mi aprendizaje.

Pero que?, otra gran incognita pues al estar ahi parada enfrente de ese territorio tan poco amigable y ostil me hacia preguntarme en verdad que me podia enseñar la gente de aqui?, que podia aprender de este lugar?, gracias al calor constante no necesitaba usar mis ropas mas abrigadoras, al contrario estaba usando mi ropaje el cual jamas crei poder usar en epocas tan frias, en verdad Karr era algo muy opuesto a lo que estaba acostumbrada en Núren.


Algo que me mantenia muy alerta era la gran escases de agua, no era una de mis mejores ideas el estar en un lugar asi, la fama de este clan era lo que mas aterraba a mi y a mis hermanas, este lugar donde todos se traicionaban y solo miraban por si mismos, en realidad no era algo que deseara ver.


El poblado, tal vez el lugar mas desapercibido de todos por que?, no era dificil el saber por que, ese lugar tenia el aspecto de un pueblo fantasma pero con tan solo ver la situacion se podia ver que la gente de aqui era mucho mas pobre que el resto, todos tratando de "sobrevivir" al dia, viendo por si mismos sin ayudar a nadie mas que uno mismo.


En verdad aprenderia algo de aqui?, musica....no, no por completo, acaso era un solista?, si era lo mas probable el que en Karr no se trabajaba en conjunto de no ser muy necesario y aun asi despues habria traicion, Segui por unos momentos aquellas notas solitarias que comenzaban a crear un pequeño conjunto que con tal vez un poco de apresiacion se le podria tomar el gusto.


El calor de ahi no me dejaba pensar bien pero si algo tenia en mente esque debia de estar preparada, el gran abrigo rojo le tenia completamente cerrado, ambas espadas envainadas dentro y el arco lo tenia en mano junto con un par de flechas, todo eso debajo de ese manto rojo, siempre tratando de que no fuera muy obvio de que tenia algo debajo de mi abrigo.


Aun conservaba mi bolsa todavia rebosante de Exos, mas tenia el pequeño presentimiento de que si dejaba ver esa bolsa, no tardaria absolutamente nada en aparecer alguien con la "necesidad" de apartarme de mis Exos y yo sabia que sin dinero, no podria continuar mucho tiempo mi viaje, de suceder eso mi viaje terminaria muy rapido.


-Karr, interesante lugar-.
avatar
Agatha J. Crann na Bett

Puesto : Guerrera
Mensajes : 11
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 17/07/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Gente diferente [Priv. Agatha J. Crann na Bett]

Mensaje por Ekaterina Niurka el Dom Dic 25, 2016 4:54 am

Permanecí de espaldas al desconocido durante un tiempo que se me antojó demasiado largo. Mentiría si dijera que no sentía curiosidad. era obvio que esa persona no pertenecía al pueblo, pues estaba allí a esas horas y caminaba con una seguridad bien propia de los jóvenes con gran confianza. Todo eso eran, sin lugar a dudas, meras suposiciones, aunque eso era algo que mi orgullo me impedía admitir. Tal vez, convencida de que tenía razón, no quería girarme para descubrir lo contrario.

- Karr, interesante lugar. - dijo una voz a mis espaldas, y me reconfortó notar que, en efecto, se trataba de alguien joven. Una mujer, para ser precisos. Eso me decepcionó ligeramente. Cualquier momento del día es bueno para sacarse unos Exos. No dejé que ese detalle me desmoralizara, pero no estaba de humor, aunque las palabras de la joven habían conseguido arrancarme una sonrisa que ella era incapaz de ver.

- Yo no lo llamaría interesante. Intimidante, quizás. Peligroso. Traicionero.- repliqué, aún dándole la espalda. No sabía si me hablaba a mí, pero la discreción no era mi fuerte y solía intervenir en conversaciones ajenas. Además, sabía que estaba sola, pues solo se oía un par de botas sobre el suelo. Supuse que le agradaría tener compañía, aunque seguramente la mía no. Sus palabras desvelaban que era una forastera, por lo que seguramente quedara repugnada por mi presencia. Bien.

No pude evitar preguntarme si tenía dinero. Los forasteros eran ricos. De lo contrario no venían a Karr. Aunque lo más normal era encontrárselos en los barrios ricos o especialmente en el Sector Rojo, preparados para darme unos Exos, poco más que una miseria para ellos pero un abanico de posibilidades para mí. El ser una mujer y econtrármela en el pueblo limitaba mucho mis oportunidades, y no pensaba bajar mi nivel al robo. Tal vez no me vinieran mal nuevos conocidos. Sobre todo conocidos con dinero. Me di la vuelta.

Le tendí la mano. Mi aspecto tenía que ser deplorable, incluso peor que de costumbre. Mejor dejar las cosas claras, y así se veía claramente mi origen, mi estatus y sin duda también mi oficio. Tenía el pelo revuelto, los ojos sin brillo y el vestido cortado se adhería a mis piernas por culpa del calor y de la arena. Frente a mí se erguía una chica joven, aunque unos diez años mayor que yo. Tenía el pelo blanquecino y llevaba un abrigo rojo. Mala idea estando en Karr. No pude evitar pensar que seguramente estuviera armada hasta los dientes. Inteligente, sin duda.

Esbocé un amago de sonrisa algo siniestro. Mi rostro estaba cubierto de polvo. Mis manos, de arena. Sin esperar a que me la estrechara retiré la mano. Cuanto menos contacto físico, mejor. Ya tengo suficiente. Busqué una mueca de disgusto en su rostro, aunque, claro aún no me conocía.
- ¿Quién eres?- me sentí tentada a tratarle de usted, pero me di cuenta de que era una completa ridiculez. ¿Desde cuándo tenía yo modales aceptables?

Deduje que se mostraría algo recelosa a desvelar su identidad. Normal, a mí me pasaba lo mismo. Pero ese, por suerte o por desgracia, era mi territorio. Tenía más enemigos que amigos, pero ella no tenía por qué saberlo. Traté de no bajar la mirada y sonreí con falsa seguridad. Era considerablemente mas baja que ella, y, aunque me avergüence decirlo, me sentía como si fuera de cristal y pudiera romperme en cualquier momento.
- Yo soy Ekaterina Niurka. Meretriz. Y a mucha honra, gracias por preguntar.
avatar
Ekaterina Niurka
Meretrices

Puesto : Meretriz
Localización : Aquí, ¡Ven a buscarme!
Mensajes : 89
Reputación : 1
Fecha de inscripción : 21/08/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Gente diferente [Priv. Agatha J. Crann na Bett]

Mensaje por Agatha J. Crann na Bett el Lun Dic 26, 2016 6:09 pm

Por seguir aquellas notas habia topado con una mujerque no habia dirijido palabra alguna en todo ese momento tal vez habiamos decidido tomar el mismo camino pero tras decir mis pensamientos en voz alta ella habia respondido.


Si, esas palabras que ella misma habia dicho fueron las que pense desde que habia entrado en territorio de Karr, tal vez una simple conversacion pasajera, como habia aprendido antes mas para mi sorpresa fue lo contrario, esta joven se dio la vuelta, asi tuve la oportunidad de verle a los ojos, la edad que su cuerpo me contaba era tal vez meno de edad, lo suficiente para ser considerada una recien salida del Crann Na, esa es la edad que yo veia mas sus ojos y muecas demostraban otro tipo de edad, ella parecia haber aprendido cosas a muy temprana edad y esas cosas no eran las que alguiende su edad tenia que aprender tan joven.


Tiempo?, nunca hubo tiempo aunque ella fue cortez su tiempo parecia ser preciado pues no esperaba mucho, apenas sacaba mi mano derecha para estrechar su mano y esta le volvio a bajar, desconfiansa tal vez?, parecia ser lo mas justo ya que yo habia entrado a ese lugar en tal vez menos de 5 dias, cualquiera que llevara mas tiempo sabria reconocer que yo era una completa forastera.


Asi que no hice mas por saludarle, si ella no queria no seria obligada a tal cosa, yo no tendria ni derecho pues estaba en un territorio muy peligroso, sin duda el quedarme ahi como algun tipo de esclava no era plan alguno para mi, -Agatha Blutkreis-, decia la verdad pero tambien ocultaba mi nombre, tal vez era una falta de respeto a mis hermanas el no mencionar nuestro nombre pero en ese lugar valia la pena el no mencionar nuestro sagrado nombre, por que estaba segura que de alguien enterarse tratarian de hacer algo conmigo, asi que solo le dije mi primer y tercer nombre a la ya ahora conocida rubia.


Ekaterina Niurka, una meretriz y era orgullosa de ello, -Soy guerrera, es bueno estar orgullosa del trabajo que una misma escoje, ningun trabajo es deshonroso, un gusto Ekaterina-, conteste con normalidad, queria pasar lo mas desapercibida posible asi que incluso no elevar mi tono de voz era lo que cuidaba, pero entre mas lo pensaba mas deseaba pasar desapercibida.



Ahora recordaba, el termino meretriz la biblioteca de Núren lo tenia guardado aunque no habia puesto muchas granas en la parte del territorio de Karr si habia aprendido suus clases aunque muy vagamente pues tampoco queria memorisarlo, ahora sufria por eso pero si mal no recordaba ella vendia ciertos servicios los cuales obviamente yo no requeria mas estaba segura de que mostraria su ayuda para comprar informacion, una idea tal vez fuera de lo normal pero tenia que intentarlo, -Tal vez puedas ayudarme....se la clase de servicios que ofreces mas no ocupo eso....cobrame como si de eso se tratara mas a cambio solo pido informacion, solo pagaria por que me dieces informacion que busco, estaria agradecida si asi fuera, lo dejo a tu disposicion-, tal vez habia hablado muy rapido y propuesto algo todavia mucho mas alocado, pero entre mas rapido aprendiera aquello a lo que habia venido y salir de ahi lo mas intacta posible seria mi gran meta.
avatar
Agatha J. Crann na Bett

Puesto : Guerrera
Mensajes : 11
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 17/07/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Gente diferente [Priv. Agatha J. Crann na Bett]

Mensaje por Ekaterina Niurka el Mar Dic 27, 2016 10:40 am

"Agatha Blutkrels." Conocer su nombre ya era un avance. Es menos probable que te estafen. En mi caso, lo digo por experiencia. No parecía haber tenido una vida muy difícil, no en cuanto a condiciones, aunque, ¿qué sabía yo de la buena vida? Cada cual tiene sus dificultades, pero a veces los prejuicios son inevitables, sobre todo con alguien como yo. Arg, cuanto me odiaba. Y eso no impedía mi orgullo, ¿cómo era posible? Ya no sabía si yo era complicada o rematadamente simple.

Contuve la risa ante sus siguientes palabras. No pude más que pensar que parecía una ingenua, aunque luego cavilé un poco más y acabé comprendiendo que en realidad simplemente no sabía nada sobre mí ni sobre Karr. No pude evitar sacarla de su error.
- "Escoger" es mucho decir...- bufó en apenas un murmullo. Además, lo de que estaba orgullosa no era del todo cierto, pero no tenían por qué saberlo. Ni que fuera mi mejor amiga. Aunque lo fuera...

- Guerrera, ¿eh? Yo no sirvo para eso... Aunque no lo he intentado. - "Prueba a dejarme un arma y verás lo que pasa..." pensé de forma lúgubre, aunque no me atreví a dar voz a mis pensamientos. De repente noté un tirón en la manga de mi vestido. Me di la vuelta y vi al niño al que había visto escabullirse un poco antes. Llevaba una gorra gris, la cara manchada y un trozo de pan seco en la mano. Sonrió de forma pícara. Sus dientes blancos destacaban ante la suciedad de su rostro. Salió corriendo, como si esperara que yo fuera en su busca. Tendría unos diez años. "Poco más que un muchacho." pensé "Solo cinco menos que yo." me corregí. ¿Pensarían eso de mi? Seguramente...

Escuché con interés sus siguientes palabras, meditándolas. No era tan fácil.
- Supuse que no requerirías mis servicios habituales...- comenté, ganando tiempo. De hecho, aún recordaba el día en que tomé la decisión de dedicarme a eso. "Si no tienes nada que vender, véndete a ti." Recordaba mis pensamientos con claridad. Lógicos e ilógicos a partes iguales, pues podría haber hecho muchas otras cosas, pero seguramente no tuviera tiempo para pensar.

No me costó mucho decidir, pues fueron sus siguientes palabras las que me convencieron. "Cóbrame". Bien. Íbamos avanzando. "Veo que vas comprendiendo como funcionan las cosas en Karr..." pensé con una sonrisa interior. Hice una exagerada reverencia a modo de burla.
- ¿Qué desea?- luego compuse una torcida sonrisa ladina.- Bien. Negocios, me gusta... Primero me dices qué quieres. Luego, Exos. Después, información. ¿El precio? Puedo decírtelo por adelantado: da igual. - seguramente muchos me hubieran cortado la cabeza por esas palabras. El dinero es importante. Pero me daba igual cuanto siempre y cuando fuera algo.

También había parte de estafa, por poco que me gustara, ya que seguramente no supiera lo que Agatha quería. Si me muevo por Karr es del pueblo al Sector Rojo y viceversa, y apenas hablo con nadie. No hay necesidad. Tampoco suelen tener interés en cotillear. Aun así, sintiéndome sucia, le extendí una mano, esta vez sin retirarla.
- No necesito tu agradecimiento. Con Exos de por medio, podríamos odiarnos y daría lo mismo.
avatar
Ekaterina Niurka
Meretrices

Puesto : Meretriz
Localización : Aquí, ¡Ven a buscarme!
Mensajes : 89
Reputación : 1
Fecha de inscripción : 21/08/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Gente diferente [Priv. Agatha J. Crann na Bett]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.