"This was once my home, no longer" [Kurau's ID]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

"This was once my home, no longer" [Kurau's ID]

Mensaje por Kurau el Miér Feb 15, 2017 3:01 pm


   

Ryuu Ga Waga Teki Wo Kurau!

龍が敵を消耗させる

Nombre completo: Kurau

   Fecha de nacimiento: 14 de Enero

   Edad: 30 años

   Sexo:  Masculino

   Orientación sexual: Heterosexual

   Raza: Dragón (Cryodragón)

   Clan: Karr

   Puesto: Esclavo Mercenario

   Descripción física:
Kurau se alza sobre el suelo con ciento ochenta centimetros de estatura. De primeras es un hombre que no pasaría desapercibido en ningun lugar, no solo sus facciones, definidas, un tanto afiladas y quizas bruscas le hacen llamar la atención sino que ademas su porte extremadamente recia y firme le hace destacar por mucho del entorno. Al mismo tiempo por mas que pueda ser el centro de las miradas su actitud generalmente hace que pase desapercibido si él lo desea, pudiendo moverse entre la gente como una hoja que se mece en un rió en calma. Su cabello es lo suficientemente largo como para tenerlo atado con una cinta para formar una coleta en su coronilla, con unos cuantos rebeldes mechones de su flequillo que caen en el lado derecho de su rostro. Su cabello es del color del carbon mezclado con la castaña, un color desgastado pero fuerte siendo del mismo color sus ojos. Su vello facial desciende desde sus patillas hasta su mandibula, siguiendo ese camino de lado a lado, ascendiendo por la mitar de su barbilla hasta su labio inferior y, desde la zona pertinente de la mandibula a la altura de las comisuras de sus labios se une por encima de su labio superior, perfectaente delimitad y no alcanzando mas de tres cuartos de un dedo de grosor.

Su cuerpo está bastante tonificado y delimitado por unos musculos definidos, fuertes, fruto de no solo su constitución híbrida sino por el esfuerzo fisico persistente que ha llevado gran parte de su vida. Sus manos son fuertes, sus dedos acostumbrados al trabajo duro hacen años que no pueden cortarse al ser la piel de estas bastante dura. Sus vestimentas mantienen dos premisas, ser lo suficientemente ligeras como para que permitan su movilidad y no llevar nunca demasiadas capas porque no soporta las temperaturas calientes demasiado bien. Como sellos distintivos ademas de un sin fin de cicatrices que surcan su espalda, sus abdominales, brazos o vientre destaca una gran pieza única de un tatuaje, de estilo oriental se alarga desde su pectoral izquierdo recorriendo su hombro, su omoplato y convergiendo en su brazo donde serpentea hasta llevar a su muñeca tal que asi.

Su vestimenta mas típica consiste en dos piezas, la superior es un kimono negro aunque siempre deja la mitad izquierda de su cuerpo sin cubrir, de tela oscura, de un grosor de no mas de un centimetro. Al mismo tiempo loc ruza una gruesa cinta sobre la que sostiene, a su espalda, el carcaj con sus flechas y, generalmente, cruzado por el otro lateral, su arco. Alternativamente en su lateral derecho posee un pequeño portaobjetos, y una botella con forma de calabaza. Finalmente, en el final de la nuca, a la altura horizontal de los hombros, posee el simbolo de los esclavos de Karr.

   Descripción psicológica: Kurau fue una vez un chico débil, cobarde y asustado, como todos los niños. Su infancia duró bastante poco y no porqué una gran tragedia azotara a sus padres y él se quedara solo en el mundo. La realidad muchas veces suele ser mas frívola y cruel. Tanto como lo es ahora él. Desde muy pequeño aprendió por las malas a ser obediente, métodico y mantener siempre la cabeza y la mirada gacha. Siempre tuvo un alma rebelde, cuando le decían algo se aseguraba por todos los medios de intentar no hacerlo, de hacer lo que él quería cuando quería, pero lo que le costó unas cuantas palizas casi mortales de asimilar era que él no tenía nada. Ni siquiera podía elegir. Su autoestima comenzó a menguar hasta alcanzar unos niveles mínimos, muchos años de su vida se basaron simplemente en trabajar tan duro como podía para evitar un castigo mayor, dejando los dias y los meses pasar, mirando el mundo con el unico interés de que le mataran al dia siguiente. Asi se ahorraria otro mas que vivir.

Sin embargo, cuanto mas trabajaba, cuanto mas sufría, mas fuerte se volvía. Quizas por esa frase que alguna vez todo el mundo ha dicho "lo que no te mata, para tu desgracia, te hará mas fuerte". Con el paso de los años su caracter alcanzó lo mas bajo que una persona podía ser. No es que se volviera un cobarde, ni débil, ni tampoco es que se volviera un inutil, pero simplemente su corazón se apagó, y el frio que tanto le caracterizaba se cristalizó en su interior. Como una capa de ultima defensa cuando recibió una de las palizas y castigos mas duros de toda su vida, uno que le hizo mirar las estrellas mientras espumarajos de sangre se deslizaban de sus labios.

Abandonó su anterior vida, huyendo de ella y forjandose como un nuevo hombre. Renacido. Actualmente Kurau es totalmente diferente a quien fue. Ahora no se doblegaría ni a la mismisima reina si apareciera en su puerta. Es mas probablemente, sabiendo la de problemas que eso le traería le dispararía una flecha en la cabeza y seguiría con su té tan tranquilamente. Forjado en un ambiente con la violencia y el miedo a morir no es de extrañar que, la unica salida profesional que encontrara fuera esta misma violencia y la muerte. Aunque de manera muy personal, conserva unos valores muy arraigados en su ser, casi como un mantra que le sirvió para sobrevivir cuando al mundo no le importaba, y que ahora hacen lo mismo solo que a él ya no le importa el mundo. Es un hombre de gustos elegantes, le gusta tener las cosas bajo su control, tomarse su tiempo en hacer las cosas bien, siendo quizas un tanto perfeccionista. Sin embargo, una apariencia caballerosa o al menos formal y capaz de pasar desapercibido en cualquier templo no significa ni mucho menos que sea una buena persona.

Kurau no tiene inconveniente en matar a nadie, si no quiebra sus normas, como matar a un bebé, por él como si es el nuevo mesías, tiene mucha sangre fría, de hecho en su caso esto es casi literal, por lo general si le contratan es para acabar, no le gustan los secuestros, no le gustan las torturas, es perder tiempo innecesariamente quizas porque se siente en parte identificado por su infancia, o simplemente porque necesitar ayuda para matar a un crio que ni sabe pensar con cabeza es bastante triste. Sus amistades son escasas, nulas, teniendo en cuenta su estilo de vida tampoco es que pueda conocer a mucha gente, la mayoria a la que conoce ni si quiera lo sabe, les observa, los estudia y los ejecuta. Disfruta de la buena compañia, especialmente de alguna joven mujer o prefiere la soledad por manera, tomando sake, té o simplemente estando solo. Es un hombre vengativo, no olvieda una ofrenta y estando en su situación el perdon ni si quiera era una opción cuando mató por primera vez y si está vivo gracias a matar aquella vez tendrá que seguir ese camino si quiere seguir estandolo.

Analizandolo mas frívolamente, es un hombre muy inteligente, astuto, detallista, y peligroso de tratar si intentas imponerte a él. Él no busca quedar por encima de los demas pero detesta por mucho la egolatría, él sabe que es el mejor pero no lo dice, y lo que menos quiere es escuchar cuan grandes se creen los demas porque a el le resbala totalmente el ego. Muchas veces parece carecer de empatía, pero no es que él no entienda los sentimientos de los demas, es que simplemente no van con él. Sin embargo si eres capaz de sacar algo de empatia de su lado le verías muy comprensible, quizas te aconsejaría como pudiera pero espera en general acidez y sarcasmo de él porque el que insiste hablar con una pared que menos que recibir una respuesta sarcástica. Para él supasado está enterrado y aunque no oculta aquella marca que siempre tendrá en la piel no tolera que nadie se refiera a el como esclavo, escoria o mucho menos intenten recordarle lo que siempre será. Porque en ese caso desearas que te meta una flecha en el ojo hasta reventarte el craneo.

   Gustos: Le gustan las bajas temperaturas. Le gusta la tranquilidad, la calma y el silencio. Las bebidas con alcohol, de entre las mas predilectas el sake. Adora de una buena lectura. Prefiere los sabores picantes, salados y dulces a los ácidos o amargos. El tiro con arco y la caza (una total sorpresa, seguro). Los largos baños, especialmente para destensar sus musculos, asi como los masajes.

   Disgustos: Los esclavistas, joder, para no odiarlos. El calor a partir de treinta grados empieza a ser muy insufrible para él, llegando a tener quizas que recorrer a usar sus poderes para bajar su temperatura ambiental porque resulta hasta letal para él. Desde aquel dia no ha vuelto a transformarse en dragón, y el dolor que sufre es tan alto que no lo ha vuelto a intentar. Que alguien se crea superior a él, eso si que le toca los cojones a un nivel astronomico, especialmente si intentan demostrarselo. Odia a los dragones, igual porque es un recordatorio de sus padres. Asi como no le gustan los niños porque le recuerdan a una parte de su pasado o las escenas familiares, porque él no solo no es una persona familiar sino que nunca tuvo una. Detesta  de igual modo a los demonios, los genericos, pues su amo lo era y no le dejó nunca buenos recuerdos, en general, mira con cierto desagrado al resto de variantes de esta especie.

   Habilidades: Como dragón, en su forma humana es bastante mas rápido que una persona normal, es bastante resistente al dolor, no por nada, sino porque ha sufrido durante mas de dos decadas abusos, tras golpes y maltratos está mas que acostumbrado al mismo. Tiene bastante capacidad de reacción lo que le permite alcanzar un tiempo de reacción de 0.07 milisegundos. Gracias a un entrenamiento persistente con el arco es bastante letal, llegando a alcanzar una distancia efectiva de unos trescientos metros, al menos con un objetivo estático.

   Poderes:

   ► Poder Global - {Cryokinesis}

   Explicación: Al ser un dragón de hielo, uno de sus poderes innatos es el control y la capacidad de reducir la temperatura ambiente. En su forma dragonil este poder se ve mucho mas potenciado y ademas consume muchas menos energias al estar en su forma primigenia. Sin embargo, su poder no funciona por arte de magia sino que es por contacto, es decir. Congelar una masa de agua a cien metros implica condensar esta magia y lanzarla contra el objetivo, congelando cualquier cosa que se encuentre en su camino en un radio generalmente de en forma de abanico. A su vez cuanto mas lejos esté el objetivo mas energía tendra que gastar. Con el paso de los años este poder evolucionó hasta ser capaz de cristalizar el frío haciendo uso de la magia, por lo que es capaz en teoria de hacer aparecer estacas de hielo del suelo, sin congelar este directamente. O hacer que sus pasos carezcan de ningun tipo de rozamiento contra el suelo y dotarle de una gran agilidad.

    ► Poder 1 - {Josan (除算)}



    Explicación: Sus flechas son capaces de dividirse en esquirlas de hielo, cada una tiene una longitud sesenta y tres centimetros, con un grosos de 2.5. Las esquirlas tienen un comportamiento imprecedible, siendo capaz de rebotar segun el angulo de impacto. A mas rebotes mas velocidad pierden. El numero de esquirlas no está determinado pero nunca son menos que tres, la fuerza del impacto depende de la tensión inicial del arco. Las esquirlas siguen las leyes de la fisica, si se lanzan apuntando totalmente en vertical, rebotaran hacia arriba de forma inicial, si se lanzan con una pequeña inclinacion, hacia los pies del objetivo pero no totalmente en vertical, se disgregaran en la direccion en la que estaría. El contrincante tiene total decisión sobre a donde van a parar dichas esquirlas, si le impactan o no.

Condicionantes: 3 usos por combate - 2 turnos de descanso. - Consumo de energía: Minimo.

► Poder 2 - {Ageru (上げる)}



    Explicación:  Kurau es capaz de concentrar estos cristales de hielo endurecido a placer, dandoles cualquier tipo de forma imaginable dentro de unos limites razonables, generalmente hay tres posibles usos, el primero es para generar flechas que pueda reutilizar en caso de que se quede sin ellas. El segundo caso es ofensivo, en un radio de diez metros es capaz de alzar un pequeño cumulo de esquirlas de hielo, estas emergen del suelo, inicialmente dejando una circunferencia de un color azul pálido para despues emerger con rapidez una estaca dedos metros que se hace cada vez mas gruesa. Un uso implica hasta un maximo de cinco de estas esquirlas, dentro del mismo radio. La ultima se utiliza de forma ofensiva o defensiva, su amplitud es mayor, duplicandose a los veinte metros, permite hacer emerger una cupula de estas estacas en un diametro de dos metros. Las estacas no hieren, simplemente aislan el exterior del interior sirviendo como defensa o como una trampa. A diferencia del anterior uso esto no deja señal alguna.

Condicionantes:

  1. Usos por batalla: Infinitos. - Descanso entre usos: Ninguno - Coste de energía: Nulo
  2. Usos por batalla: 2 - Descanso entre usos: 1 post - Coste de energía: Medio. - El usuario tiene libertad para determinar si le hieren, si las esquiva o si las bloquea.
  3. Usos por batalla: 1 - Descanso entre turnos: Ninguno - Coste de energía: Moderadamente alto. - Turnos de espera para su uso: 1 turno total.


  ► Poder 3 - {Ryuu Ga Waga Teki Wo Kurau! (龍が敵を消耗させる)}
 


  Explicación: Kurau concentra toda la energía espitual de su interioc analizandola a través del tatuaje de su cuerpo. Este dragon imbuye NECESARIAMENTE una de sus flechas que se consume en el momento en el que impacta en una superficie sólida o supera los diez metros desde el punto de disparo. Dos dragones de color azul, alargados y hambrientos rugen con sonoridad mientras giran de forma concentrica en un movimiento helicoidal y atraviesan cualquier superficie hasta llegar a una distancia de trescientos metros de distancia donde desaparecen. El area de efecto son cien metros a lo largo por cuatro a lo ancho, su velocidad de avance llega a los setenta metros por segundo y desata una descarga de frío tan intensa que llega a sentirse como un fuego ardiente. Esto consume todas sus energías magicas, dejandolo incapaz de hacer ninguna otra hasta el final de la batalla.

Condicionantes: Usos por tema: 1 - Descanso entre usos: Ninguno -Coste de energía: Absoluto.

   Debilidades: El hecho de que su estilo de combate se basa en la media-larga distancia implica que en las cortas distancias tiene las de perder. El fuego es su contraparte y es capaz de anular casi cualquiera de sus poderes llegando incluso a resultar dañino aunque no le hayan quemado a él. El hecho de no poder usar su forma de dragon significa que siempre está gastando mas energías de las que realmente debería. Asi mismo no tiene una fuerza ni minimamente comparable a la que tendría uno de sus congeneres si estuviera realmente transformado.

   Armas: Aunque antaño poseía una espada, ahora lleva siempre un arco compuesto que ocupa mas o menosde la mitad superior de su cuerpo, desde la cabeza a la cintura. Asi mismo sus flechas podrian considerarse armas pero las usa en el noventa por ciento de los casos como munición.

   Historia: Kurau nació en las tierras mas sureñas de Karr, curiosamente, hijo de dos dragones a los que nunca conoció algo, en su sangre o simplemente el destino, le bendijo con ser diferente a los demas. Y el que es diferente, como entendería mucho mas adelante, siempre recibía lo peor del mundo. Nació debil, aquellas temperaturas eran de todo menos recomendables para un dragon que apenas podía siquiera generar suficiente temperatura como para subsistir. Pero el hecho de que pudiera afectar a los demas fue lo que mas preocupó a sus padres, o quizas solo le vieron como una oportunidad de deshacerse de un dragón inutil, alguien que no podía servir, ni sobrevivir y ganar algo a cambio. Fue vendido en las primeras semanas de su nacimiento y sus pasos, o los de la caravana que lo llevaba le enseñaron el mundo que conocería durante los siguientes años, el mundo de los esclavos. Alejado de su zona natal, estar rodeado de esclavos, ser una mercancia que podia ser herida mientras aún pudiera permanecer de pie y esperar que alguien le comprara era su unica forma de escapar de aquel mundo, sin embargo, pasaria catorce años esperando siquiera a que alguien le comprara, era evidente, ¿quien querria a un niño como esclavo si apenas podía hacer nada?

Definir aquella epoca fue...dolorosa, especialmente porque su infancia se basó en un circulo vicioso de intentar escapar, conseguirlo quizas durante uno o dos dias y ser capturado de nuevo y castigado. Muchas veces lo intentaba sin siquiera llegar a resistirse y cuando alcanzó los trece años se volvió mas peligroso porque era capaz de transformarse y por mas infantil que fuera en su forma dragonil podia suponer muchos problemas. Llegó a pasarse meses encadenado, con los brazos a la espalda apoyados en placas metalicas y un grueso collar en el cuello y extremidades con afiladas puas en su contorno para, si se transformara que sangrara y no pudiera luchar tanto como quisiera. A los doce años le asignaron trabajar en un campamento minero, donde empezaría a comprender lo cruel que era el mundo realmente. Veía a sus compañeros trabajar hasta que las manos sangraban, les veía intentar esforzarse hasta la ultima gota de sudor para pagar su deuda, su propia libertad e inocente de él lo intentó.

Llegó a trabajar hasta el punto en el que el pico se escapaba de sus manos porque estaban tan ensangrentadas que no podia sujetarlo siquiera. Y por mas que se esforzaba la recompensa siempre era la misma "no has rendido lo suficiente", con suerte, le dejaban sin alimentarse dos dias, con no tanta, euno de los encargados de aquel campamento se encargaba de recordarle que él era de su propiedad y solo necesitaba una daga y un latigo y ni si quiera intentaba resistirse.

Llegaria a Karr -la capital como tal- con 15 años, y allí encontraria una salida al ser comprado por un demonio. De verse a si mismo sonriendo aliviado y con las lagrimas escapando de sus ojos se habria aplastado el craneo por pensar que iba a recibir algun buen trato. Nada mas ser comprado le colocaron un hierro candente en la nuca, depositando en su piel un ardor tan intenso que cayó al suelo intentando transformandose incluso y sintiendo como aquellas cadenas se clavaban en su carne, haciendole chillar y retorcerse en el suelo hasta perder el conocimiento al ser dejado inconsciente de un golpe en la cabeza. Su amo, su amo era un ser tan detestable que de haber podido, habria vuelto a las minas y no habría salido nunca de alli, las primeras semanas pensó que no era una persona muy comunicativa, pero él tenia una forma de hacerse notar, siendo extremadamente cruel. Le bastó un solo intento de escaparse, de huir de la ciudad que, cuando le vieron con aquella marca y su dueño apareció le partió doce huesos con sus propias manos, con eso aprendio que resistir era inutil. No habia salida para él, daba igual si huia o se quedaba.

Él no era el unico de sus esclavos, y como era evidente queria amortizarlos a todos asi que solian llevarlos a combates en los barrios bajos de la ciudad, si uno de ellos perdía una vez, su amo les dejaba unas bonitas cicatrices. Si perdian dos veces, no lo volvían a ver en una semana. Y si perdian tres veces, no los volvian a ver nunca. Kurau aprendió a pelear en ese mundo, él no quería hacerle daño a nadie pero sabia lo que le esperaria si intentaba negarse asi que combatió. Peleó sin importarle cuanto daño hacia al otro o si le partía una pierna o un brazo, él intentaba no matar, solo necesitaba dejarlos inconscientes o hacer que se rindieran. Pero con el paso de los años a los diecisiete empezarian las verdaderas peleas. La forma que su amo tenia de animarles era recordarles que pasaria si le decepcionaban, si no morian en la arena él mismo los mataria, y teniendo en cuenta las mas de veintisiete cicatrices que habia dejado en su cuerpo, mas los huesos que se habian soldado Kurau no tenia duda alguna de que estaba hablando en serio. Asi que intentó ganar todos los encuentros, sabia manejar la espada podia con cualquiera que se le pusiera por delante, sin embargo el unico amigo que tuvo bajo el servicio de aquel detestable demonio perdió un combate.

Cuando Kurau descansaba en aquellas celdas de la arena pudo escuchar sus gritos, vio como su amo lo arrastró por el pelo hasta dejarlo en el suelo frente a la puerta de aquella celda, dejó un reguero de sangre por donde venia. Él le llamó en un grito pero se quedó paralizado al ver las rojas orbes de su amo. Sabia que significaba aquello, habia visto esa mirada hacia varios años y solo le dejó con vida porque era su primera falta. Pero en ese momento sabia que no iba a ser tan compasivo. Él convocó un arma rojiza, casi del color de la sangre sobre su mano, antes de colocar la punta de la misma apuntando a su craneo y clavarsela con fuerza antes de decir "escoria inutil". Kurau chilló de rabia y se dejó llevar por sus emociones e instintos mas básicos, su cuerpo se transformó por partes, sus piernas se volvieron mas gruesas y escamosas haciendo que saliera disparado desde el fondo de la sala hacia la verja metalica, la tumbaria chocando contra su brazo dragonil y embistiría a su dueño contra la pared del fondo de la sala. Su cuerpo abandonaría la posicion erguida mientras cubría el cuerpo de su amigo, evidentemente muerto, su rabia se transformó en una oleada de frío que congelo el suelo circundante, como una ventisca gélida que aparecia de la nada.

"Oh vamos, ¿tanto te importaba esa mierda? Y yo que pensaba que tú valias mas Kurau." Este solo abrio sus fauces mostrando sus dientes afilados mientras clavaba las uñas en aquel hielo dispuesto a embestirle, se inclinaria suavemente dispuesto a impulsarse con ellas contra él y cuando saltó hacia donde estaba sintió como algo afilado le atravesaba su costado derecho haciendo que se detuviera en seco y le empalara contra una de las paredes que separaban la otra celda. Kurau chilló de dolor, rugiendo ampliamente antes de mover su boca, sujetando entre sus fauces aquel arma con fuerza y arrancarla antes de librarse de aquel agarre pero cuando lo hizo recibió un poderoso golpe en el costado que le hizo crujir varias costillas. Sin embargo, consiguió darle un zarpazo a su amo, estampandolo en el interior de una de aquellas celdas. "Ya sabia que sabes pelear...pero no eres mas que una gran mierda comparado conmigo". El dragón pudo notar como una fuerte oleada de fuego invadía el ambiente. Cuando su amo salio su apariencia habia cambiado y supo que aquella era la ultima vez que pelearia, porque iba a morir.

Abrió sus grandes fauces escupiendo de ellas un gran numero de esquirlas de gran tamaño pero él las esquivaba mientras avanzaba. Kurau retrocedería antes de hacier aparecer una gran linea de estalagmitas de hielo que cubrian toda la sala, giró con su gran tamaño y cierta dificultad para abrirse paso por una de las paredes embistiendolas con fuerza y resquebrajando aquella piedra. Al segundo golpe consiguió hacer un agujero y cuando dió el tercero y estaba dispuesto a salir sintió un ardor tan intenso en su cola que su rugido se escucharia en varios cientos de metros, comenzó a sangrar en una gran cantidad habiendo perdido aquella larga cola al ser seccionada por la hoja de su propia katana, que usaba su maestro habiendola imbuido en un fuego que hasta hizo hervir la sangre que fluía por ella, avanzó por aquel agujero antes de recibir una serie de flechas que se clavaron en su costado izquierdo y en la parte de su lomo, tan rapidas que le atravesaron de lleno. El fuerte dolor, la perdida de sangre y el hecho de que no sentía su cuerpo. Intentó deshacerse de su forma dragonil, recuperando una humana pero bastante herida. Cojeó como pudo por aquellos alargados pasillos sin intentar siquiera mirar atrás y fue entontes cuando giró a la derecha que recibió una estocada en su abdomen, empalandole contra la pared y viendo a la muerte en persona en el rostro de su amo.

"No te haces una idea de cuan divertida es tu cara ahora mismo, Kurau" le contestaría con una risa evidentemente sadica él intento apartarle sujetandole del cuello pero pudo apartarle sin ninguna dificultad, probablemente porque ya estaba entrando en estado de shock. Su mirada se nubló su pulso se alzó tanto que casi ensordecia aquellas palabras y la sangre se escaba de las heridas que, aunque habia recibido en su forma dragonil, se habian transferido lentamente a su cuerpo real, sus piernas temblaban, su cuerpo entero temblaba y el seguia hablando. Sintió aquella mano ceñirse sobre su garganta, como cerraba su traquea con tanta fuerza que trataba de forcejear. Su mirada se perdió durante unos segundos. Ni si quiera supo como pero su instinto de supervivencia le salvó, no supo de donde pero sacó las suficientes fuerzas como para transformar parcialmente su brazo derecho, golpeando con fuerza bruta el pecho de su amo directamente sobre su corazón.

Le soltó y cayó de rodillas al suelo, con su espada aún clavada en su abdomen, el cuerpo de su amo rodó por el suelo, dejando caer aquel arco que llevaba, este se puso de rodillas, intentando reincorporarse. Alcanzó una de aquellas flechas del carcaj de su dueño, lo colocó, este intentó correr hacia él lanzandosele encima y disparó cuando lo tenia encima. Se produjo el silencio y su amo no se movióa. Lo apartó de encima antes de soltar un fuerte quejido de dolor al sacarse su propia espadadel costado, tomó aquel arco, se agachó con evidente molestia hacia el carcaj y lo guardó. Caminando hacia las calles dejando su vida de esclavo atrás.

En los subsiguientes años (seis) no ha sido capaz de volver a usar su transformación de dragón, probablemente porque las heridas fueron tan graves que aunque se hayan sanado a lo largo del tiempo su cerebro es incapaz de aceptar el shock que supuso y revivirlo hace que simplemente no pueda transformarse del dolor tan intenso que haria que se desmayara antes siquiera de transformarse completamente. Kurau se ha dedicado al trabajo de mercenario, siendo uno de los mas competentes no porque sea la reencarnación de la muerte pero simplemente tiene un método que funciona, observar, preparar, analizar y ejecutar. La violencia gratuita no es de su agrado para él es mas satisfactoria una muerte con una flecha en la cabeza que pintar las paredes de sangre.

   Otros datos: Su nombre se pronuncia "Kuró". Vive al dia aunque lleva bastante dinero encima siempre. Aunque no busca venganza por sus padres sí que los matara si los ve y los identifica, sin un apice de duda o temor. Un año despues de su 'liberación' como esclavo, acudió a aquellas minas donde habia sido forzado a trabajar de pequeño y mató a todos los que estaban, los esclavos que trabajaban alli solo supieron que al amanecer, todos los cuerpos fueron atravesados por una flecha en la garganta y apilados formando el kanji "運" que significa "suerte". Se tatuó aquel dragón pocos dias despues de su enfrentamiento con su maestro.

   Apariencia: Su verdadera forma de dragon es esta.

   “Me adoraban con fervor... ¡Cómo extraño sentir amor amor!’’

   Nombre real del personaje: Hanzo Shimada

   Nombre del anime/manga/videojuego, etc: Overwatch
   

   
Partem Septem


   


Última edición por Kurau el Vie Feb 17, 2017 9:08 am, editado 3 veces

Volver arriba Ir abajo

Re: "This was once my home, no longer" [Kurau's ID]

Mensaje por Kurau el Jue Feb 16, 2017 4:10 pm

Finished.

Volver arriba Ir abajo

Re: "This was once my home, no longer" [Kurau's ID]

Mensaje por Lýkai el Vie Feb 17, 2017 8:51 am

Bien, Kurau, tu ficha tiene principalmente dos errores~

El primero es que en Partem Septem no existen las religiones (Cómo mínimo por ahora, ya tenemos demasiada información como para añadir más(?)), asi que este fragmento "Aunque no es un hombre religioso gusta de realizar las ofrendas típicas en todos los santuarios, algo asi como una redención o forma de pedir perdón por algo de lo que no se arrepiente realmente. " de los gustos deberías quitarlo uvu

Segundo, los primeros párrafos de tu historia tiene un error crucial; Kurau no puede ser nativo de Roar. Roar es un clan de puros hombres, estériles, que nacen de las rocas del Oku Natai Me, un gran volcán. En ese clan no hay mujeres y no se tienen hijos; todos son hermanos. Además, debo añadir, el único clan en el que exististe la esclavitud es Karr. Te recomiendo leerte las descripciones de todos los clanes, te ayudarán a comprender mejor el universo de Partem Septem <3

Finalmente, estamos discutiendo con Tori que haremos con los poderes (No sólo contigo, sino en un sentido general, en el foro), por ende, tu ficha será aceptada y luego, cuando se hayan decidido los cambios que haremos, informaremos a nivel global~

Postea un "editado" cuando hayas acabado uvu




My dear brother <3:

Love u too <3:

Ya saben, chicos(?):


¡Gracas, Calyare! ❤

Volver arriba Ir abajo

Re: "This was once my home, no longer" [Kurau's ID]

Mensaje por Kurau el Vie Feb 17, 2017 9:09 am

Creo que todo deberia de estar solucionado ya, espero owo

Volver arriba Ir abajo

Re: "This was once my home, no longer" [Kurau's ID]

Mensaje por Lýkai el Vie Feb 17, 2017 11:23 am

¡FICHA ACEPTADA!

¡Felicidades y bienvenido oficialmente a Partem Septem! Rompió las cadenas que lo ataban pero... ¿Logrará derribar la gélida barrera en su corazón? ¡Puedes empezar a rolear!




My dear brother <3:

Love u too <3:

Ya saben, chicos(?):


¡Gracas, Calyare! ❤

Volver arriba Ir abajo

Re: "This was once my home, no longer" [Kurau's ID]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.