Marcas moradas. —Zhyan.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Marcas moradas. —Zhyan.

Mensaje por Tori el Vie Feb 24, 2017 11:22 pm




Marcas Moradas

Todo el embrollo había comenzado cuando Tori acompañó a los muchachos de entre diez y quince años a echarle un ojo al coliseo. Como siempre, la mayoría de ellos tenían en sueño de convertirse en fuertes y valientes guerreros, poderosos, toscos, rudos. Tori solía explicarles que un guerrero era mucho más que solamente fuerza bruta, ¿pero qué iban a entender? Eran todos niños. Aún así era adorable ver lo mucho que se emocionaban por cumplir los quince años y salir de la aldea de los pyrcas para hacer su propia vida, lejos, tan lejos de sus cálidos y protectores brazos. ¡Ah, pero que angustia le daba cada vez que pensaba en eso! Aún así, debía ser razonable y dejarles ir a hacer su vida.
Y pensar que les cargaba en brazos y les daba mamila desde que eran unos pequeños indefensos.

"Hey, crío. Estáte tranquilo, aún eres muy chico para pelear con nosotros. ¿Tanta prisa tienes por crecer? Déjate de eso y disfruta de la vida sin preocupaciones ahora que puedes."

Era natural que sus hermanos guerreros terminasen por burlarse de los niños que tenían aires de grandeza, a pesar de todavía ser escuincles.

"Quizá ahora sea débil, ¡pero les juro que creceré y les venceré a todos! Seré muy fuerte y todos querrán ser mis amigos y estarán impresionados por mis habilidades, y... y... ¡TORI PUEDE GANARLES!"

—¿¡Eh!? —Le miró despavorido, luego vio a sus hermanos guerreros, que parecían divertidos con la situación. —No muchachos, saben que esto no es de mi ag...

"Anda, Tori. Antes eras muy bueno en esto, ¿qué tal una contienda por los viejos tiempos? Tú contra Zhyan."

Miró de reojo al hombre, suspirando y mirando a sus niños, que gritaban todo tipo de cosas para animarlo, mientras le sacaban la lengua a sus hermanos mayores como si fuese una gran ofensa. ¿¡Pelear!? Hace mucho, mucho tiempo que no hacía por diversión. Más de diez años, por lo menos. Las únicas veces que había usado la fuerza bruta desde que salió de la aldea pyrca para comenzar a trabajar en ella, era solamente para aplacar a los niños problemáticos o deshacerse de alguien que significase una amenaza para los niños.
Aún así, como siempre, era un idiota y la cara de sus niños le podía.

—Agh, bien. Demonios. —Se sacó las pieles del cuello y se hizo un nudo con las rastas para que no le estorbasen. Del mismo modo se sacó los aretes de rubí y observó a Zhyan, asintiendo para demostrarle que estaba listo. Se estiró un poco, pues todos sus músculos estaban fríos, y en un suave exhalar soltó un par de cortas llamaradas por ambos hoyos de la nariz para así calentarse el rostro un poco.


©Faniahh/Lala






Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.