Fast Rules
• Tienes 15 días para crear y terminar tu ficha. Después de eso, si no lo has hecho, corres peligro de que se haga limpieza y se borre tu cuenta.
• Con tu ficha aceptada puedes abrir un tema. ¡Queremos leerte!
•Sin color no puedes rolear en post ni en chatbox.
• Respeta para que te respeten.
Conexión
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Staff

Tori

WebMaster

Perfil - MP

Lýkai

Admin

Perfil - MP

Temas Importantes
Las Reglas Ambientación Mapas y Territorios Libro de Firmas Clanes y Razas Puestos de los Clanes Aliados y Enemigos Tramas Físicos Ocupados Modelo de la Ficha Restricciones de Poder Cerrar y Borrar Temas Recuperar Color Datos curiosos Temas LibresRoles de CB¡Afilianos!
Últimos Temas
Últimos temas
» Esto va a ser duro... me marcho
por Elessär Várazslat Hoy a las 11:50 am

» —F i r e {Akasma's file}
por Akasma Melek Hoy a las 1:44 am

» Solicitud de CAMBIO DE BOTÓN
por Invitado Ayer a las 3:24 pm

» En la muralla [Priv. Säure Regen]
por Johanna Jordan Vie Jul 21, 2017 10:14 pm

» Partem Septem [Taller Oficial]
por Raissa Embarr Jue Jul 20, 2017 10:38 pm

» Go to Roar they said, it would be easy they said... | Priv. Lidag
por Lidag Araslyi Jue Jul 20, 2017 6:21 pm

» Wild Flowers [Priv. Raissa Embarr]
por Raissa Embarr Miér Jul 19, 2017 6:23 pm

» Let me die here, slowly [Libre]
por Raissa Embarr Miér Jul 19, 2017 12:48 am

» [Trama Global] Säure Regen.
por Raissa Embarr Mar Jul 18, 2017 9:09 pm

» Shieda Murata- El honor visto desde la oscuridad.
por Shieda Murata Jue Jul 13, 2017 3:19 pm

Clima

Primavera

Nurén

La primavera es la única época del año en la que Crann Na Bett se llena de flores. Enormes flores más grandes que casas enteras. No hay ni una sola hoja en el árbol, y sin embargo sigue tan cubierto como siempre, por las flores. El aroma de las flores perfuma todo Nurén y los extremos de los clanes vecinos.
En esta época del año es en el que las Crann'ná maduran y finalmente están lista para que las nuevas niñas del clan nazcan.

Suele haber lluvias tres veces por semana. El clima suele estar entre los 20ºC y 26ºC toda la semana. No hace ni frío ni calor, la época es perfecta.

Euen

Euen también es una zona afortunada, llena de vida que le da una deliciosa frescura en esta época del año. Es la época de apareamiento de los Hototos.

Suele estar de 18ºC - 24ºC toda la semana, y llueve una vez a la semana. En extrañas ocasiones, dos veces por semana.

Karr

Karr es un lugar extremadamente árido y seco, sin un solo árbol o planta que les cubra, y después del intensísimo frío de invierno, viene nuevamente el desgarrador calor que les envuelve el resto del año. Además, esta es la época en la que caer la única lluvia del año, Säure Regen, una lluvia ácida temible.

Suele estar de 45ºC - 50ºC toda la semana, incluso cuando está lloviendo.

Roar

Roar es una zona extremadamente seca, las plantas no abundan ni un poco, y a pesar de tener un lago, este no ayuda demasiado ya que viven cerca de un volcán. Al extremo que da con Karr, cerca de la muralla, a veces llega un poco de lluvia ácida.

Suele estar de 40ºC - 45ºC toda la semana, y nunca llueve.

Artae

Por la primavera se han mudado a las montañas del este, montañas pegadas a sus dos clanes aliados, Euen y Torava. El clima es amable debido a la zona en la que se encuentran.

Suele estar de 20ºC a 28ºC toda la semana, no obstante, entre más arriba subas, más frío será, pudiendo llegar hasta los 15ºC. Suele llover una vez por semana, como mínimo.

Torava

En esta época la tierra aún mantiene la frescura del invierno, dándoles buenas temperaturas sin llegar a ser extenuantes.

Suele estar de 25ºC - 30ºC toda la semana. Normalmente llueve dos veces al mes.

Kugg

Es un territorio muy extremista, por lo cual la temperatura cambia muy rápido. Un día puede estar haciendo mucho calor y al siguiente bastante frío, y lloviendo.

La temperatura puede variar desde muy caliente a muy frío sin importar la época del año. Además, puede llegar a llover en cualquier momento.

¿Quién está en línea?
En total hay 12 usuarios en línea: 2 Registrados, 0 Ocultos y 10 Invitados

Drakkar Katasros, Nassar

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 55 el Mar Jul 18, 2017 9:32 pm.
Afiliados Normales · Click Aquí ·

Lines of hope in the storm | Priv. Sherezade

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Lines of hope in the storm | Priv. Sherezade

Mensaje por Invitado el Lun Abr 03, 2017 2:36 am

Una gran ráfaga de viento helado me obliga a colocarme de rodillas contra el pequeño sendero que recorre esta montaña. Aprieto los puños y con ambos golpeo la tierra, había sido una muy mala idea aventurarme por estas montañas en busca de más de aquellos felinos que hasta no hace demasiado tiempo atrás pensaba que había erradicado, en efecto encontré algunos rastros delatores pero no más pues la tormenta que tanto me preocupaba se plasmó sobre mi cabeza más rápido de lo que imaginé y me vi obligado a volver tras mis pasos cuando no logré diferenciar los aullidos del viento con los de aquellas bestias. Me armo con el valor y la fuerza suficiente para reincoporarme y seguir descendiendo por el estrecho sendero apenas visible.

Afortunadamente la ventisca no es lo suficientemente fuerte como para dejarme completamente ciego y a la deriva, aún puedo ver unos cuantos metros por delante de mí por lo que puedo caminar casi sin tropezar. Una pequeña sonrisa de alivio invade mi rostro cuando varios metros por debajo de mí logro identificar las copas de los árboles. Motivado por buscar un refugio cuanto antes acelero la marcha pero es ahí cuando la tragedia ocurre. De la nada las ráfagas de viento son tan fuertes y continuas que hasta casi puedo sentirlas aferrarse a mis ropas como si garras se tratasen, no puedo controlar mis pasos, pronto pierdo el equilibrio y me veo empujado hacia el vacío. Llevo ambos brazos hacia mi cara para intentar minimizar las heridas pero la caída resulta de todo menos indolora.

Pierdo el conocimiento por unos pocos segundos, de eso soy muy consciente pues la tormenta aún no ha caído del todo sobre mí. Lo sumamente raro es que veo todo al revés y pronto comprendo el por qué de ello, una de mis piernas se ha quedado atascada entre las fuertes ramas de uno de los árboles y ésta duele mil cuando intento balancearme. Gritaría por ayuda pero esto seguro que antes de traer mi salvación traería mi muerte. Con el corazón en la garganta intento relajarme, pienso con la mente fría por unos segundos, los suficientes para darme cuenta de que aún tengo las de sobrevivir. Tomo mi arco el cual gracias a los Dioses aún yacía tras mi espalda y apunto hacia el oscuro cielo. Tras unos segundos logro materializar una gran flecha ígnea entre mis dedos, puedo sentir su gran calor y aunque me moleste desprenderme de tan agradable sensación dejo que la gran flecha de fuego salga volando hacia el cielo.

Contemplo como ésta llega lo más lejos posible y poco a poco se va dispersando por el cielo hasta desaparecer, como si se tratara de un pequeño fuego artificial. Vuelvo a repetir la operación una segunda vez antes de dignarme a esperar, imploro por que alguien escuche mi señal de socorro. En caso contrario mañana por la mañana los exploradores me encontrarán congelado y colgando de este árbol como si fuera una marioneta abandonada.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Lines of hope in the storm | Priv. Sherezade

Mensaje por Invitado el Mar Abr 04, 2017 7:52 am

Aun no había tenido tiempo de hablar con el Líder a solas, sobre mis pequeños descubrimientos... Yo sabía que por muy pequeños que fuesen, aquello nos iba conduciendo a nuestro perdón, y por lo tanto a poder vivir sin una maldición que nos hacía escapar y huir de cualquier conflicto... Muchas veces, permitiendo que los nuestros muriesen antes de que matasen, ya que era la condena de un Clan entero... Una maldición que a todos nos traía por la calle de la amargura, pero que poco a poco íbamos viendo un atisbo de esperanza.

Nuestros guerreros tenían el trabajo de comprobar que en ningún lugar de nuestros al rededor se adentrasen enemigos o posibles bestias que hiciesen daño a nuestros niños. Aquella tarea era bastante dura, muchos llegaban heridos, otros muchas veces no volvían... Pero estaban dispuestos a todo con tal de que permaneciésemos a salvo... Yo no podía nada más que sentir admiración por su ardua misión, e intentaba constantemente salvarlos de cualquier herida mortal o enfermedad.
Sin embargo, yo reconocía al instante quienes eran aquellos que no volverían a pisar jamás la tierra que amaban. Y es que era muy difícil salir de las montañas del Sur... Incluso para el Clan, muchas veces llegar a ellas durante el invierno era bastante duro... Sin embargo, eran zonas que debían estar controladas, nos gustase o no... Ya que las habitábamos en ciertas épocas del año.

Aquella mañana unos cuantos guerreros irían a controlar la periferia, con lo que no deberían irse muy lejos de nuestra zona de confort... Pero había una en especial, al cual ya casi todos conocíamos... Niu Acurio, demasiado cabezón a veces como para reconocer sus errores. Sabía, solo con mirarle que estaba decidido a salir más haya de donde debía ir... Y lo sabía, porque ya llevaba días siguiéndole en mi forma felina. Realmente, algo le obsesionaba, pero aun seguía sin descubrir de que se trataba.
Pronto comenzaron a irse, y yo tenía claro cual era mi lugar en ese día... Perseguiría a Niu hasta averiguar a donde marchaba, y así lo hice.

Comencé a seguirlo en sigilo, como siempre había hecho... Lamentablemente, al rato, le perdí la pista por un pequeño despiste. Me había entretenido mirando unos pajarillos, los cuales se me hacían algo irresistibles en mi forma felina. Intenté seguir el rastro por el olor... Pero me era casi imposible distinguir el aroma del muchacho, todo porque estábamos bien preparados en ese sentido. Tras un rato, llegué al limite, donde las montañas del Sur comenzaban -"Espero que no haya cometido tal locura... Ahora mismo están demasiado nevadas como para que tengan un ápice de seguridad..."-, pero las huellas que había ante mi se adentraban en tal lugar. Me senté allí pensando en que debería hacer... Pasó un rato hasta que vi una flecha llameante surcar el cielo. Estaba claro, él estaba pidiendo auxilio...

Según entré en plena nieve, mi pelaje cambio al que solía llevar en invierno, blanquecino, para no destacar en la fría nieve. Corrí con todas las prisas que se podían llevar y cuando estaba llegando lo vi... Vi a una criatura felina más gran de que yo merodeando cerca del árbol donde él permanecía colgado. Por lo que sabía, de primera mano, los felinos podíamos escalar los arboles, incluso si había alguna presa que nos interesase en estos... Era hora de ahuyentar a aquella bestia. Comencé a gruñir y a enseñar los dientes... Era macho, en cuanto me vio aparecer, intentó hacerme frente... Pero como cualquier felino macho, delante de una hembra, si esta no esta receptiva para el apareamiento, se marchaban. No tardó en comprender que me tiraría a él como una verdadera fiera y lo arañaría hasta hacerle sangrar, por lo que se fue.
Seguidamente, escale con mis garras hasta arriba... Y no me preguntéis como baje a Niu del árbol, pero lo conseguí... Se veía bastante helado e inconsciente, por lo qué, le lleve encima mía hasta la zona templada y allí me pegué a él, aun en mi forma felina para darle calor, junto al fuego que había creado en mi forma humana.
Cuando sentí que se movía, ronronee inconscientemente y le hablé -Veo que ya te vas despertando... Eres demasiado temerario, podrías haber muerto en aquella montaña y hubieses sido el pasto de las bestias que la moran en esta época del año... ¿Qué te llevo a ir hasta allí, incauto?- seguí aun dándole calor con mi pelaje que aun se veía blanquito.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Lines of hope in the storm | Priv. Sherezade

Mensaje por Invitado el Mar Abr 04, 2017 11:10 am

¿Cuánto tiempo me esforcé para mantenerme consciente luego de haber disparado esa segunda flecha ígnea? Probablemente segundos que me parecieron eternos. Me estaba esforzando demasiado para no sucumbir al frío, para no quedarme dormido en la nada bajo una tormenta y a merced de mil y un depredadores que habitan estas tierras, estas montañas. Al final mis párpados ganaron la batalla y se cerraron, sucumbí ante lo desconocido aún con la pequeña esperanza de que alguien podría llegar a rescatarme, tan lejos del mundo.

Soy un niño y estoy siguiendo a mi madre, ambos recorremos un sendero en una montaña desconocida para mí. En un momento se da la vuelta horrorizada y me abraza, observo por encima de su hombro y veo a un gran felino con dos enormes colmillos lanzándose hacia nosotros. Mis ojos se abren y me estremezco. Observo rápidamente a mi alrededor, estoy en una cueva iluminada por una fogata y sobre mí... me quedo paralizado. Un felino yace sobre mí y me mantengo inmóvil. Pienso en mil cosas, en que soy su cena, de esta criatura y de sus posibles crías, en que me destrozará en cuanto intente apartarme, lo peor de todo esto es que no podría llegar muy lejos en el estado en el que me encuentro pero muy pronto me relajo cuando oigo ese suave ronroneo y sus palabras. Frunzo el ceño, ¿ella es un zoomorfo? Me da igual lo que sea, ella me ha salvado.

-Mi idiotez y el deseo de proteger a los míos de depredadores- pronuncio agotado y con una media sonrisa aliviada. Echo la cabeza hacia atrás y suspiro. Fui un imprudente, no debí aventurarme de esa manera, debí esperar a que la tormenta se disipara pasados un par de días al menos. Conozco mis límites y aunque trato de superarme día a día ésta es la prueba de que a veces no pienso en las consecuencias y hoy he sido afortunado por que de no ser por ella mi vida se habría apagado como una débil llama de vela ante una fuerte ráfaga de viento. Todo ya pasó, creo que estoy a salvo -¿Entonces viste las señales y me buscaste? Significa que estabas cerca...- de no haber sido por ella ahora mismo estaría totalmente congelado, macabramente colgando de un árbol. Siento cómo mis ojos se humedecen un poco más ni una lágrima cae por mis mejillas -Gracias- esa palabra me sale como un susurro pero estoy tan agradecido con ella que no encuentro buena forma de devolverle el favor. Cuando dejo de pensar en ello me encuentro con ambas manos acariciando suavemente su pelaje, me detengo de inmediato.

-¿Y mi pierna? Me dolía mucho cuando colgaba de aquel árbol- ahora mismo siento que me duele aunque el dolor es menor. En verdad el calor de la fogata, el cuerpo felino de esta mujer contra el mío ayudándome a entrar en calor y el saber que sobre mi cabeza no hay una ventisca me hace sentir mucho mejor -Creo que no te conozco, ¿cómo te llamas? Debo saberlo- esto último suena como a una exigencia pero me siento culpable por no conocer el nombre de quien me ha salvado. Mi estómago gruñe y mis mejillas se sonrojan levemente por ello.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Lines of hope in the storm | Priv. Sherezade

Mensaje por Invitado el Mar Abr 04, 2017 2:43 pm

Tantas preguntas consiguieron hacerme reír en un momento dado. Me levante un momento alejándome del guerrero -Dame un momento... Y cuando vuelva responderé todas tus preguntas-, entonces salí de allí, dejándolo solo. Era hora de cazar algo, ya que podía curar muchas cosas menos el hambre. Como me había pasado otras veces, deje mi pequeña mochila de exploradora en la aldea, por lo que no había llevado provisiones... Y era lógico, no pensé que Niu llegase a alejarse tanto de nuestra zona de confort. Finalmente estaba acechando un par de aves bastante grandecitas; no cabía duda que con aquellas dos aves podíamos comer ambos y quedar bastante satisfechos... Me mantuve en sigilo hasta que vi la ocasión de tirarme encima de ambas... Aunque me gustaba la naturaleza, comer era algo esencial para poder seguir viviendo.

Llevé a ambas hasta el lugar donde el guerrero me esperaba... Aquello era un poco incomodo para mi, ya que no solía encontrarme con hombres o mujeres con los que estar a solas fuera de lo que yo consideraba mi vocación. Así pues decidí que él era un paciente más y no debería sentirme de ningún modo. Dejé a las aves cerca del fuego y camine al rededor del guerrero hasta convertirme en humana nuevamente... Seguidamente volví a coger las aves y las preparé al fuego para comerlas. -Retomando la conversación anterior... Es lógico que te doliese la pierna, estabas colgado de la misma y tuvo que soportar demasiado peso. Pero era cuestión de tiempo que al relajarte aquella condición mejorase...- sonreí mientras observaba como las aves se cocinaban -Me parece un poco extraño que no me conozcas... Soy del Clan Artae, como tú... Me llamo Sherezade y me ocupo de los heridos, los enfermos... Suelo también salir a explorar por mi cuenta, para encontrar nuevos métodos con los que curaros-.

Me daba un poco de vergüenza tener que reconocerle que llevaba tiempo siguiéndole, por lo que no se lo comenté, aunque notaba mis mejillas arder, seguramente estaba roja. La comida estuvo lista en un periquete, ya que el fuego era bastante potente, yo misma me había encargado de que fuese así, ya que necesitaba que Niu recuperase color, tomase calor y pudiese sentirse mejor. Tenía el pelo suelto, por lo que con el hilo que tenía atado a la muñeca me lo recogí en una coleta... Todo esto sin quitarle el ojo de encima a Acurio -Bueno... Puedes comenzar a comer- sonreí al muchacho, mientras tomaba mi parte y le pegaba pequeños bocados al muslo que había arrancado. -Seguramente cuando termines de comer te sentirás muchísimo mejor, para tu suerte estaba realmente cerca de ti y pude evitar que fuese algo peor... Tú sangre hubiese bajado a tu cabeza y eso hubiese desencadenado algo bastante grave, como la muerte y créeme... De la muerte no se sale- seguí comiendo -Considero que hay que veces en las que uno debe protegerse a si mismo... Si no, dime ¿Cómo podrías protegernos a los demás si tú caes en vano? A veces es demasiado arriesgado y estúpido, deberías pensar mejor lo que haces- parecía una madre dando lecciones, pero yo misma arriesgaba mi vida constantemente de forma casi inconsciente por estar un poco más cerca de la salvación del Clan. Me quede mirando al muchacho algo sonrojada seguro -Lo siento... Soy bastante protectora con los de mi Clan- entonces terminé de hablar y seguí comiendo.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Lines of hope in the storm | Priv. Sherezade

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.