Una risa nocturna [Priv. Historia]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Una risa nocturna [Priv. Historia]

Mensaje por Jack Macendale el Mar Abr 18, 2017 3:41 pm

Era una calurosa mañana en karr, Jack andaba buscando dulces como de costumbre por algunas tiendas, no parecía haber muchas cosas con buen aspecto, salvo algunas paletas mas o menos apetecibles, quería tomar algunas antes de empezar el día, las cosas dulces le animaban las mañanas así que tocaba ir a investigar si había trabajo en alguno de los tablones de la ciudad, para su sorpresa encontró el premio gordo del día, 5 tipos habían estado robando a algunos artesanos, ya hay muy pocos para que aparezcan una pandilla de principiantes a robar gente honrada, seguramente en algún otro tablón habría alguna copia del retrato de aquellos tipos así que debía darse prisa antes de que se le adelantaran, tomo los carteles para ir rápido a su humilde morada para buscar su guadaña y si mangual, cuando termino de prepararse fue a buscar su caballo para ponerle la silla de montar, subirse e ir a paso moderado hasta la salida de la ciudad, mirando de nuevo los carteles para leer por que dirección los vieron irse -Veamos esto pone que se fueron mas o menos.... hacia el sur- Dijo bastante relajado mientras guardaba nuevamente los carteles, dirigiéndose a la dirección mencionada en el cartel a lomos del caballo, la cara que aparecía parecía ser la del cabecilla de los robos, no tenia cara de ser popular con las mujeres precisamente -Antes prefiero mi calabaza a la cara de ese tipo- Dijo en un tono humorístico para si mismo, ya que dudaba que su caballo le fuera a entender la broma, antes de dirigirse rumbo a donde mencionaba en el cartel que habían huido los asaltantes, a un paso veloz para poder alcanzarlos a tiempo.

Cuando Jack se dio cuenta ya era de noche, y a lo lejos vio una caravana, recién plantada aparentemente, parecía andaban descansando, cargar tanto material en una caravana debe ser agotador para los caballos y mas por el desierto, Jack dejo al caballo detrás de unas rocas el corcel parecía agotado de tanto correr por el desierto, un descanso le vendría bien, pero lo dejo mas que nada para no llamar la atención, tomando la guadaña esperando hasta que el ultimo quedara dormido, solo quedo uno vigilando el fuego, un objetivo solitario, tarea fácil en la noche para la experiencia de Jack era quizás demasiado fácil, se puso detrás de una de las caravanas para evitar ser visto por el guardia, tomo lentamente una piedra con la mano que no sujetaba la guadaña y la lanzo en dirección mas o menos contraria a donde estaba el guardia, este se sorprendió por escuchar un ruido proveniente de izquierda, desviando la mirada hacia esa dirección, levantándose lentamente con lo que parecía un hacha, se acerco hasta donde estaba ese sonido para comprobar que no había nada, lentamente para no hacer ruido... cuando llego no había nada de nada en ese lugar, suspirando para si mismo pensando que fue una ilusión -Que susto, pensé era alguien... seria malo que nos encontraran- Dijo en un tono moderado, sin saber que detrás suya una enorme hoja se alzaba lentamente, fue un instante, el hombre se quedo totalmente inmóvil mientras su cuello se empezaba a separar lentamente, para al final su cabeza cayera al suelo, luego de la cabeza el cuerpo se desplomo en el suelo, haciendo un ruido lo suficientemente pronunciado para que el resto de la banda saliera, para entonces el ejecutor había desaparecido y solo pudieron ver el cadáver de uno de sus compañeros muerto y sin cabeza, puesto que esta también había desaparecido, el jefe observo el cadáver, la forma que había muerto era demasiado extraña para no haber sido por un profesional, un animal no habría dejado el resto del cuerpo casi intacto, cuando se percato del método de como murió recordó algo, que había alguien que le gustaba ejecutar de esa manera, pero era demasiado tarde, para cuando estaba por avisar al resto ya había una cadena alrededor del cuello de cada uno, juntandolos a todos de un solo tirón los bandidos estaban siendo horriblemente estrangulados por la cadena, luego de eso apareció Jack por detrás de ellos, observando la cadena de cabezas que había formado de un solo tirón de su mangual, bastante contento de que fuera tan sencillo, quería volver pronto a casa, cuando uno de los tipos parecía que estaba apunto de hablar, jack simplemente le puso el dedo en la boca para que guardara silencio -Veras ahora es cuando me maldices, me mandas a morir y todo eso, pero quiero ahorrármelo, tengo cosas mas importantes que atender- Dijo tirando mas fuerte de la cadena, la cara de aquellos tipos se tornaba azul por la presión y falta de aire, así que Jack decidió terminar su miseria dando un solo tirón lo suficientemente fuerte para romperle el cuellos a todos los bandidos que había agarrado, vio cada una de esas cabezas tambalearse como si fuera un simple juguete roto, desatando el cuellos de los ya muertos hombres empezó a cortarles las cabezas con la guadaña, 5 cabezas en total para llevar, la del tipo que mato al principio la escondió debajo de su propia caravana, con la confusión ni la vieron, fue a buscar en su caravana algún saco vació para poder guardar las cabezas, sin ellas no podría cobrar la recompensa, sacudiéndose las manos por el trabajo bien finalizado, sin dificultad y rápido, cuando salio de la caravana tenia una bolsa atada al cinturón con las cabezas dentro, la sangre goteaba de la bolsa, era un poco desagradable de ver pero el ya no tenia nada mas que hacer, mas que irse por donde vino.

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.