I hope you eat all of that { Omelette + id.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

I hope you eat all of that { Omelette + id.

Mensaje por Omelette S. Perkins el Jue Jul 14, 2016 9:22 pm


Eat it all.

Nombre completo: Omelette Sauce Perkins

Fecha de nacimiento: 24 de Diciembre.

Edad: 17 años

Sexo: Femenino.

Orientación sexual: Bisexual

Raza: Humano

Clan: Torava.

Puesto: Cocinera.

Descripción física: La primera impresión de ver a Omelette, es que realmente parece una chica menor, aunque bien no llegue a los veinte años, no es tan pequeña como la gente cree al verla, su físico es una de las cosas que más le incomodan, pues gracias a este suelen no tomarla en serio, ¿Y quién tomaría en cuenta a alguien de tan baja estatura? Esta, no está medianamente lejos de llegar si quiera al 1.69 centímetros, quedándose estancada en los 1.65.  A sus  dieciciete años de vida, su cuerpo no está muy desarrollado, otorgándole un busto no muy vistoso, como algunas otras chicas de su edad. De cuello pequeño y cabeza gigante, según ella, una de las cosas que más resaltan además de su altura son sus grandes ojos color miel, los cuales son vivaces, y captan todo a su alrededor con extrema curiosidad.  Sus mejillas tienen un ligero color rosáceo, y su naríz es pequeña, al igual que sus labios. Tiene manos de aspecto delicado, pero la verdad tiene toda la fuerza necesaria para realizar su trabajo, y de vez en cuando repartir cucharazos al que toque su comida sin permiso. Su pelo es rubio y combinan con sus ojos y su tono de piel claro, normalmente siempre está recogido en tres coletas, bastante desorganizadas y con más de cuatro mechones sueltos, su pelo, es medianamente largo, pero no llega a sobrepasar  su pecho,  una de sus características prendas de vestir son sus orejeras marrones, muy pocas personas han llegado a ver sus orejas, y siempre las lleva puestas, sea cual sea el tiempo y el lugar. En cuanto a sus prendas de vestir, suele utilizar vestidos cortos, o con aperturas, para soportar el calor que numerosas veces azota la cocina, y el siempre estar en movimiento cocinando para sus reyes.

Descripción psicológica:

Omelette se caracteriza por ser extremadamente centrada y competitiva. De hecho, ambas palabras la definen a la perfección, y no le molesta ser así, todo lo contrario, lo admite orgullosamente. Siempre trata de ser lo mejor en todo lo que hace, y una vez centrada en algo, no hay quien mueva su cabeza de ello hasta que alcance su objetivo. En esos momentos, suele ser realmente amargada, no le gusta tener gente cerca que la distraiga, y cualquier objeto distractor le enoja. Esto de ser competitiva hace que vea a la gente como sus rivales, sin serlo realmente, ella misma se inventa toda una competición, y a veces compite ella sola, es muy fácil subirle el ego y muy fácil de influenciar, ama los cumplidos, pero no a ella, como persona, esos realmente no le interesan, los siente superficiales, y no le afectan, pero los cumplidos a su comida y a las cosas que hace, la dejan en las nubes, creyéndose lo mejor de lo mejor, y siendo lo más perfeccionista posible para que nadie le quite ese puesto que ella misma se otorga. Le gusta sentirse importante, es amante de sentir que es útil para una buena causa, no puede quedarse sentada a esperar que todo lo que caiga mágicamente, tiene que buscarlo, intentarlo, hacer algo por sí misma, aunque no resulte. Puede que sea fácil de influenciar, pero cuidado, Omelette sabe muy bien lo que está bien y lo que está mal, y si quieres que haga algo que ella considera incorrecto, probablemente te pegue un cucharazo, pero en cuanto opiniones acerca de diferentes temas, es posible que tome en cuenta las diversas opiniones que le ofrezcan, y puede cambiar de parecer muy rápido. Su cocina es su lugar de paz, es su templo, por lo cual, se siente jefa encargada de todo lo relacionado a ella, y pobre alma la que no siga sus reglas, ya que puede explotar como un volcán. Le gusta tener y poner las cosas en claro, cuando dice que hará algo, lo hará, y piensa que todo en el mundo tiene reglas, al igual que su cocina, un problema, es que al momento de expresarse, puede parecer que está enojada, o que está dando una reprimienda, cuando realmente no lo hace, por esta razón, suele discutir con las personas, y no suele admitir que se está expresando mal. Cada acción tiene su consecuencia, y con Omelette, la mayoría de las consecuencias son malas, y terminan con un cucharazo o algunos pocos gritos de su parte, aunque a los pocos minutos se calma, y se disculpa por lo ocurrido, una vez enojada, es capaz de todo, y más si es relacionado a su cocina. Pero bien hay consecuencias excelentes, sabe cuando reconocer a las personas, y nunca olvida cuando alguien hace algo importante por ella, recordándolo siempre, y tratando de encontrar cada oportunidad para agradecerle de forma distinta, si hacen algo por ella, lo aprecia, demasiado, y tratará de ser una especie de defensor para aquel que le haga un bien, eso sí, no defenderá personas que hagan cosas indebidas, aún sean importantes para ella, lo incorrecto, es incorrecto, y la ruptura de las reglas es algo que realmente no soporta. Pero después de eso, mientras sus reglas y forma de ser sean respetadas, todo bien con ella, aunque parezca una persona un poco gruñosa y difícil de llevar, la verdad es solidaria, y nunca puede resistir ver a los demás con hambre, sea quién sea, no le importará prepararle algo de comer, o ayudarle en algo si es capaz de hacerlo, aunque cuando no aceptan su ayuda o la desprecian, termina ofendiéndose y enojándose, pero como siempre, al ratito se le pasa. Una cosa importante, es que la mayoría del tiempo trata de no juzgar o criticar mal a las personas, pero detesta que le oculten cosas, y mucho más las mentiras, una mentira de parte de alguien cercano, y ella es capaz de terminar y cortar todo lazo con aquella persona. Aunque en el fondo sea alguien muy sentimental, es muy fácil lastimarla emocionalmente, sobretodo cuando su familia está involucrada en ello.

Gustos:

- La buena comida.
- Los halagos a su comida.
- Cocinar.
- Utensilios de cocina nuevos.
- Las cosas peludas y suaves.
- Ver gente degustando su comida.
- Decorar postres.


Disgustos:

- Las críticas no constructivas a su comida.
- Los olores desagradables.
- Ser molestada cuando anda concentrada en algo.
- Rivales.
- Ver la cocina desorganizada.
- Que toquen su comida sin permiso.
- Que prueben su comida cuando aún no está servida.


Habilidades:

- Tiene un sentido del gusto muy bueno, y con solo probar un poquito de un plato, puede decifrar qué ingredientes podrían hacerlo aún mejor.

- Gracias a la práctica en la cocina, es realmente rápida con las manos.

- Aprende con rápidez a reconocer los olores de los platillos que hace o practica a hacer.



Debilidades:

- Se puede cegar por la ira con mucha facilidad.
- Pueden herirla emocionalmente con facilidad, y de esas heridas suele tardar un tiempo para recuperarse.
- Le cuesta admitir sus errores, y no sabe expresarse bien.
- Es alérgica a los conservantes.
- Las heridas le duran en cicatrizar.


Historia:

Nació un veinticuatro de Diciembre, en una humilde casita cuidada por panaderos, resultó ser la segunda hija de una pareja ya entrada en edad. No tenían muchos lujos, se podría decir que el dinero no les daba para sus gustos y demás cosas superfluas, así que Omelette y su hermano mayor crecieron con justamente lo escencial. Sus padres le educaban, y algunas veces le daban libros, claro, cuando no estaban trabajando, su madre era un poco sobreprotectora y le daba miedo dejar a sus hijos ir a la escuela como niños normales. Sus padres no eran muy reconocidos, la comida que hacían, era buena, sí, pero simplemente el lugar no estaba tan cómodo para tener a muchos clientes, y los recursos solían acabarse de manera casi inmediata. Pero aquella panadería era el recurso de dinero más importante para sus padres, como era natural, estos, le enseñaron a cocinar a edad muy temprana, a la edad de siete años, podía hacer desayuno, comida y cena para la familia completa sin problema alguno. Le hubieran enseñado a su hermano a hacerlo, pero este fue algo así como la “deshonra de la familia”. Todo lo quemaba, todo lo echaba a perder, y al no tener suficientes recursos, no podían permitirse gastarlos así por así, a él le interesaba ser herrero, de cocinar, no sabía nada, lo único que hacía era comer. Todo lo contrario a Omelette, que saboreaba todo como si fuese el último platillo que iba a tener en toda vida. Un día de ocio, en el que sus padres decidieron ir a buscar ingredientes diferentes para probar una variedad de recetas con ingredientes bastante específicos, Omelette quedó sola a cargo de la cocina, y sin más qué hacer, andando de curiosa, se puso a toquetear, y a echar cosas al caldero, no se dejó llevar de libros, todo lo contrario, lo único que tenía era su olfato, sus  manos, y unas humildes herramientas. Todo esto junto, resultó en un pequeño postre con hojas que salió a ofrecer fuera de la panadería. Increíblemente, las personas le tomaron agrado a aquel postre, y la panadería tuvo muchos clientes, por primera vez en mucho tiempo. En ese momento, descubrió su gran talento en la cocina, y empezó a encargarse de la panadería ella sola. Sus padres, nunca volvieron del viaje a buscar especias e ingredientes varios, muchos creen que murieron, que desaparecieron, o que sabían de lo que su hija era capaz y la dejaron sola a propósito. Pero nunca regresaron, dejando a Omelette en una gran tristeza, sola, con su panadería. Su hermano, terminó por marcharse a establecer su propio negocio, y a experimentar más por sí mismo en el área que había escogido. Y así, Omelette quedó sola en su negocio, su comida tomó un cambio drástico, y ya no sabía como antes, ya no cocinaba con felicidad como antes, ya no ponía su corazón en cada comida como antes, lo hacía de mala gana, para salir del paso, ya no encontraba propósito, ya no tenía a quién complacer con su comida, y comerla ella sola no tenía gracia. Todo hasta que un cliente más de la panadería, le ofreció un hogar nuevo, ella no tenía a nadie más que la mantuviera en esa panadería, e incluso podría tener un lugar más grande, con más personas qué complacer, así que aceptó. Con los ánimos arriba nuevamente, nunca jamás se sintió tan inspirada en su vida, así que entrenó todo lo que pudo, su olfato, sus manos, sus habilidades, todo sin falta, y en poco tiempo, se ganó la fama de un gran número de personas, y por estas, fue recomendada como asistente de cocina en el palacio. Fue subiendo escalones, y terminó siendo una cocinera en aquella cocina tan inmensa. Nunca vió su historia como algo triste, todo lo contrario, pensar en ello la inspira a esforzarse cada día más, piensa en ser tan famosa, que su nombre llegará a oídos padres, sea donde sea que estén, la reconocerán, y podrán ser una gran familia como fueron en un principio.

Otros datos:

- Pone nombre a todos sus utensilios de comida, y las ordena por orden alfabético.
- Prefiere cocinar comida salada que comida dulce, u amarga.
- Tiende a olfatear toda la comida que vea.
- A veces ama olfatear personas.

Apariencia:

Apariencia:

“Es magia; cuánto más das, más tendrás. Amando también todos te amarán’’


Nombre real del personaje: Anchira.

Nombre del anime/manga/videojuego, etc: Granblue Fantasy.

Partem Septem


Volver arriba Ir abajo

Re: I hope you eat all of that { Omelette + id.

Mensaje por Lýkai el Jue Jul 14, 2016 10:06 pm

¡FICHA ACEPTADA!

¡Felicidades y bienvenida a Partem Septem! Esperamos que pases mucho tiempo con nosotros~ ¡Puedes empezar a rolear!




My dear brother <3:

Love u too <3:

Ya saben, chicos(?):


¡Gracas, Calyare! ❤

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.